Cómo es vivir con el peligro constante de las hemorragias

Cuando el mexicano Enrique Preza nació sus padres ya sabían que podría padecer hemofilia porque su abuelo tenía esta enfermedad que provoca que los pacientes no coagulen correctamente y experimenten sangrados, muchas veces incontrolables.

El ingeniero en Mecatrónica relata a Efe que durante su niñez no podía hacer cosas tan sencillas como jugar al fútbol debido a su condición.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba