Cómo es el gel para hombres que podría convertirse en el primer método anticonceptivo hormonal masculino

Tras años de intentos fallidos en el desarrollo de un anticonceptivo masculino, finalmente un grupo de investigadores parece haber dado en la tecla con un nuevo gel que se podría convertir en el primer método hormonal para hombres que pueda prevenir embarazos.

Los investigadores informaron avances significativos en un anticonceptivo masculino de larga duración y reversible después de décadas de investigaciones intermitentes. Este desarrollo se materializa en un gel hormonal experimental que los hombres aplican en sus hombros diariamente, el cual bloquea gradualmente la producción de esperma en los testículos.

Desarrollado por el National Institutes of Health y el Population Council de los Estados Undios, el gel emplea una estrategia similar a las píldoras anticonceptivas femeninas al utilizar dos hormonas: nestorona, un progestágeno, y testosterona, la hormona sexual masculina. La nestorona inhibe la producción de testosterona en los testículos, impidiendo así la creación de esperma.

La testosterona, sin embargo, tiene múltiples funciones en el cuerpo, incluyendo la mantenimiento muscular y la libido. El gel proporciona la cantidad suficiente para mantener a los hombres saludables sin producir suficiente esperma para causar un embarazo. Los investigadores han estado ajustando la dosis y la concentración del gel desde el 2005.

En la última prueba, que incluyó más de trescientas parejas, el 86% de los hombres alcanzaron conteos de esperma suficientemente bajos para prevenir el embarazo, con algunos experimentando esta reducción en tan solo cuatro a ocho semanas. Los niveles normales de conteo de esperma oscilan entre 15 millones y 200 millones de espermatozoides por mililitro de semen, y se considera que menos de 1 millón por mililitro son bajos suficientes para evitar la concepción.

“Hemos estado muy emocionados con los resultados. La combinación parece proporcionar una supresión mejor y más rápida de lo esperado”, dijo Diana Blithe, jefa de la División del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano del NIH, durante la reunión anual de la Sociedad Endocrina en Boston. Blithe declinó especificar si hubo embarazos no deseados durante el ensayo, indicando que los datos finales se publicarán en una revista médica.

Blithe agregó: “Nuestra expectativa era que sería similar a las píldoras anticonceptivas hormonales. Y puedo decir que es mucho, mucho mejor”. Con el uso típico, las píldoras anticonceptivas femeninas tienen una tasa de fallo del 7%, mientras que los condones presentan una tasa del 13%.

El gel hormonal experimental bloquea la producción de esperma en hombres - (Imagen Ilustrativa Infobae)El gel hormonal experimental bloquea la producción de esperma en hombres – (Imagen Ilustrativa Infobae)

El gel también presenta otras ventajas respecto a los anticonceptivos femeninos. Por ejemplo, si una mujer omite tomar uno o dos días la píldora, puede ovular y aumentar la probabilidad de embarazo. En contraste, si un hombre omite uno o dos días de aplicar el gel, sus hormonas comienzan a recuperarse, pero tardaría de ocho a diez semanas en que el conteo de esperma vuelva a niveles que puedan causar un embarazo.

“En los ensayos clínicos, no estamos viendo las oscilaciones de humor y depresión que las mujeres pueden experimentar con las píldoras anticonceptivas”, mencionó Blithe. La pequeña fracción de hombres que experimentan oscilaciones de humor es bastante reducida en comparación.

La Organización Mundial de la Salud había probado inyecciones con una combinación similar de hormonas, pero suspendió el estudio en 2011 debido a efectos secundarios severos, incluyendo depresión grave. Blithe señaló que esto se debía a que las hormonas se eliminaban en diferentes ritmos cuando se inyectaban, mientras que el gel crea un reservorio en la piel que se libera más lentamente.

El gel no provoca oscilaciones de humor significativas en los hombres (Imagen Ilustrativa Infobae)El gel no provoca oscilaciones de humor significativas en los hombres (Imagen Ilustrativa Infobae)

Matthew Treviño, un participante del ensayo de Sacramento, California, comentó que la aplicación del gel se ha vuelto tan rutinaria como ducharse y cepillarse los dientes. “Solo he experimentado un aumento en la libido”, señaló en el podcast “Unfold” producido por la Universidad de California en Davis. Para su pareja, Emily Fletcher, participar en la investigación implicó dejar su propio control de natalidad, una decisión significantemente respaldada por su interés en la justicia de la carga anticonceptiva.

“Quizás la carga recae en el lado equivocado”, razonó Treviño. Su conteo de esperma volvió a niveles normales entre dos a tres meses después de dejar de usar el gel, y muchos participantes se convirtieron en padres después de esta fase de recuperación.

Finalmente, los investigadores están en diálogo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU para avanzar hacia una prueba definitiva del gel. Según la co-investigadora principal, Christina Wang del Instituto Lundquist en el Centro Médico Harbor de UCLA, ningún método anticonceptivo masculino ha llegado tan lejos en el desarrollo.

Fuente: INFOBAE

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio