Comisión de Soberanía Alimentaria conoció avances en proceso de liquidación del Banco Nacional de Fomento

La Comisión de Soberanía Alimentaria y Desarrollo del Sector Agropecuario y Pesquero, que preside Mariano Curicama, recibió información acerca del proceso de liquidación de Banco Nacional de Fomento (BNF). José Melo Jácome, en su condición de liquidador, explicó que se busca recuperar la cartera vencida, ya que los activos y pasivos de la institución financiera púbica pasaron a BanEcuador.

Melo afirmó que el proceso de liquidación tomaría por lo menos 25 años, debido a la alta cartera vencida que no se puede recuperar, al indicar que solo el 30% del total de dicha cartera corresponde a operaciones originales del entonces BNF; el resto está constituido por cartera comprada a la Corporación Financiera Nacional (CFN), al antiguo Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV) y Mutualista Benalcázar, en liquidación.

Aseguró que gran parte de la cartera incobrable se refiere a créditos que fueron otorgados sin o con garantías que no cubrían los montos entregados, hasta 800 mil y un millón de dólares; hoy se pretende arreglar con la dación en pago de fincas abandonadas o fábricas que tienen maquinaria inservible, es decir, propiedades que no cubrirían ni una mínima parte de los valores adeudados.

Insistió que sobre los créditos otorgados sin garantías deberán responder quienes actuaron como funcionarios en esos períodos, deben indicar cómo justificaron los requirentes para acceder a los préstamos. Sin embargo, el Decreto de Liquidación del BNF establece que hasta el 2029 concluya el proceso, lo cual no se podrá cumplir, pues a esa fecha, se podrá empaquetar la cartera y venderla, si existe alguna oferta de compra.

Frente a los testimonios y requerimientos de pequeños productores que no han podido pagar sus deudas, José Melo dijo que para solucionar estos problemas ha buscado acercamiento con deudores de montos que no superan los 500 dólares, para que cancelen sus obligaciones y evitar que entren en coactiva, aclaró que únicamente caben procesos de reestructuración, a dos años plazo, según mandato del Código Orgánico Administrativo (COA).

Según el liquidador del BNF, existe un candado legal que impide aplicar cualquier proceso de remisión de intereses o condonación de deudas. Si bien entiende la situación de los pequeños productores que quieren pagar pero no cuentan con recursos, no existen mecanismos legales que permitan arreglos que estén por fuera de la reestructuración de deudas en los términos del COA.

 

Fuente: Asamblea Nacional

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba