Comisión de Justicia de la Asamblea alista proyecto para reformar el Código de la Democracia

La Comisión de Justicia y Estructura del Estado tiene previsto aprobar el próximo 4 de agosto el informe para primer debate con las reformas al Código de la Democracia; su plazo máximo para entregar el documento a la Presidencia de la Asamblea Nacional vence el 8.

Alejandro Jaramillo (ID), quien es su presidente, indicó que el texto unifica 21 proyectos de ley: 15 pendientes de periodos legislativos anteriores y 6 del actual.

Jaramillo dijo que, entre otros temas, se está planteando volver al método D’Hondt (divisores continuos) para la adjudicación de escaños; mejorar las regulaciones de los procesos del voto en el exterior, coordinando las atribuciones de la Cancillería y el Consejo Nacional Electoral; y que la posibilidad de que la elección de miembros de la Asamblea Nacional y representantes del Parlamento Andino se realice el mismo día en el que se hubiere planificado efectuar la segunda vuelta electoral para la elección presidencial independientemente de que esta se realice o no.

También, que en la solicitud de inscripción de candidaturas se incluyan los datos personales del responsable del manejo económico de la campaña, y en el caso de candidaturas para elecciones unipersonales conste una declaración juramentada con el compromiso de participar en el debate preelectoral público oficial de la campaña; que las candidaturas articulen su plan de trabajo a los instrumentos de planificación vigentes con la obligatoriedad de que una vez electa, la autoridad lo cumpla; y que exista más control en la impresión de las papeletas y actas, y que tengan mayores seguridades y una adecuada cadena de custodia.

Pero no se está planteando nada respecto a la estructura de la Asamblea o la forma de elegir a los legisladores, admitió el funcionario, porque esto no es parte de los proyectos heredados.

Aunque él tiene su criterio respecto a la idea de dividirla en dos cámaras: “Si la Asamblea se convirtiera en bicameral, los quince legisladores nacionales se convertirían en senadores, y los provinciales y del exterior, serían representantes… Actualmente, las leyes se aprueban con 70 votos mínimo; con el nuevo esquema, la cámara las trataría en primer debate y el senado las aprobaría en segundo con 9 votos a favor. Eso no es democrático”.

Sobre la idea de reducir el número de legisladores, indicó que “puede debatirse”, pero lo que debería pasar es que las organizaciones políticas “nos brinden mejores cuadros”.

Los cambios que se están incluyendo en el proyecto “pueden servir para mejorar el sistema electoral del país, pero creo firmemente que se necesitan cambios para fortalecer a las organizaciones políticas”, para que haya renovación y transparencia en sus procesos internos. Si no, no nos sirve de nada hacer reformas cuando nuestros partidos y movimientos siguen siendo los mismos”, expresó.

Las reformas que se aprueben no regirán para el proceso electoral del 2023 ya que existe un candado constitucional que señala que no se podrán hacer cambios al Código de la Democracia un año antes de los comicios siguientes. 

 

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba