CNE ratifica construcción técnica del Registro Electoral

Tras las denuncias difundidas en redes sociales por supuestas inconsistencias encontradas en el Padrón Electoral, el Consejo Nacional Electoral (CNE) realiza las siguientes precisiones:

• De cara a los próximos comicios, el CNE emprendió el proceso de actualización del Registro Electoral. La información allí contenida, referente a los datos de las personas habilitadas para votar, fue proporcionada –según determina la ley– por el Registro Civil.
• El Registro Electoral estuvo a consideración de la ciudadanía del 7 al 21 de septiembre de 2016. En ese lapso, solo se presentaron 99 reclamos por inconsistencias en la información personal. Todos estos fueron procesados y corregidos.
• El 2 de octubre del mismo año, se realizó el cierre técnico del Registro Electoral y el 4 de octubre, el pleno del CNE lo aprobó. Este proceso contó con la participación de los siguientes observadores internacionales: Ricardo Saavedra, gerente del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil de Perú; Fausto Von Streber, director de Informática del Tribunal Superior de Justicia Electoral de Paraguay; Claudio Prieto, subdirector general del Registro Civil, Identificación y Cedulación.

En las últimas horas, se han hecho públicos casos de personas fallecidas y desaparecidas que constan en el Registro Electoral. Al respecto, es necesario precisar que, según determina el Código de la Democracia en su artículo 82, el Registro Civil tiene la competencia de eliminar “de la lista de cedulados, los nombres de las personas fallecidas, y mantendrá actualizados los archivos de las y los cedulados e informará al Consejo Nacional Electoral cuando esta entidad lo requiera”. Para ello, según recoge un reciente comunicado del Registro Civil, la normativa legal vigente establece que son los familiares quienes deben declarar y solicitar la inscripción del registro de defunción de un ciudadano.

En ocasiones anteriores, las autoridades del CNE han señalado públicamente que el Registro Electoral tiene un mínimo margen de error, debido a los constantes cambios en los datos de identidad de los ciudadanos, que no son debida y oportunamente actualizados ante la autoridad competente.
No obstante, la existencia de ese mínimo margen de error no convierte a los casos que allí se encuentren, en votos reales.

El CNE trabaja para que los próximos comicios se desarrollen de forma confiable y transparente. En ese orden, están dispuestas todas las medidas necesarias para garantizar que, el 19 de febrero, sufraguen solamente las personas que, estando debidamente habilitadas, se acerquen a las juntas receptoras del voto y ejerzan su derecho.

Cabe recalcar que el CNE en conjunto con las organizaciones políticas, realizaron auditoría al proceso de actualización del Registro Electoral. Incluso, está previsto que luego de realizarse los comicios, habrá una nueva auditoría para garantizar que los votos registrados en cada junta, corresponden a los ciudadanos que efectivamente se acercaron hasta allí para sufragar. /CNE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba