Ciudadanos se aglomeraron en mercados y supermercados durante el primer día del feriado en Loja

Loja vivió lo que las autoridades del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional califican como “incivilidades”, en el inicio del feriado por el Día del Trabajador (la mañana y tarde del viernes).

Cientos de vehículos en largas filas, atascados o circulando muy lentamente, se vieron, principalmente, en el centro de la ciudad; sin embargo, el caos de tráfico fue evidente también en los alrededores de los mercados y supermercados.

Miles de personas se agolparon en los mercados para abastecerse de productos de primera necesidad, tomando en cuenta que era el último día de movilización permitida, pues en Loja, así como en Azuay, Imbabura, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Pichincha, Los Ríos, Esmeraldas, Santa Elena, Tungurahua, Carchi, Cotopaxi, Zamora Chinchipe, El Oro y Sucumbíos, rige el estado de excepción que implica toque de queda.

La medida se aplica de lunes a jueves, entre las 20:00 y 05:00, y desde las 20:00 del viernes hasta las 05:00 del lunes.

Los choques entre vehículos y motorizados también fueron notables este viernes en Loja. “La gente anda como loca, apurados, quieren comprar todo a última hora, y solo para dos días”, decían algunos ciudadanos.

Los supermercados estuvieron llenos de compradores. En horas de la tarde, cerca de las 19:00, la gente acudió a abastecerse, generando así aglomeraciones y largas filas para pagar lo comprado.

Las calles y estacionamientos aledaños a centros de abasto y casas de salud también se congestionaron. La presencia policial o municipal no aportaba en nada ante la presencia incontrolable de gente.

“Por Dios, solo son dos días, dejarán pan”, era una de las frases que aparecía constantemente en redes sociales.

Las vías a Catamayo y los valles surorientales de Malacatos y Vilcabamba tuvieron gran cantidad de vehículos, que salieron de Loja. 

 

Fuente: eluniverso.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba