Cifras

De $2915 millones a $4076 millones subió deuda del Ministerio de Finanzas al Banco Central del Ecuador

Quito.- El volumen de facilidades de liquidez que el Banco Central del Ecuador (BCE) ha otorgado al Gobierno se infló en cuestión de días. El rubro ‘Valores distintos a acciones del Gobierno Central’ que se registra en el Boletín Monetario Semanal pasó de $2915 millones el 12 de junio a $4076 millones el 19 de junio. Así consta en la página web de la entidad financiera.

Este cambio se produce luego de que el Banco Central anunciara que tuvo que hacer un pago de $370 millones para recuperar oro (300 000 onzas equivalentes a $500 millones) y bonos ($606 millones) que habían estado atados a una operación de crédito del Ministerio de Finanzas por $500 millones entregado por la banca de inversión Goldman Sachs.

Aunque el Gobierno ha explicado que la operación realizada no constituye una nueva facilidad de liquidez, en el registro del Banco Central queda establecido que se ha generado una nueva ayuda y que la deuda subió. Las facilidades de liquidez, duramente criticadas por analistas en el anterior Gobierno por constituirse en una suerte de “expansión del balance” y por utilizar reservas internacionales, ya están prohibidas por ley.

Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Económica, comentó que “en rigor el BCE ha entregado nuevamente un préstamo al Gobierno y de esta manera se continúa ensanchando el balance de la entidad financiera”. El rubro no sube solo en los $370 millones que representan el pago anunciado. La subida es de $1161 millones, que más menos es el resultado de sumar los $500 millones que ahora Finanzas debe pagarle al Central y los $606 millones de bonos.

Para Carrera, lo sucedido sí tendría visos de ilegalidad, pues la ley prohíbe que el Central use las reservas internacionales para hacer préstamos al Gobierno.

Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, comentó que lo sucedido genera dudas en al menos dos aristas. Dice que el BCE debería explicar por qué, si se hizo un pago de $370 millones, ahora aparece una deuda por $1100 millones. También considera que el tema legal debe ser esclarecido, pues actualmente hay una prohibición de realizar las operaciones que antes hizo el régimen correísta.

Por su parte, el Banco Central ha informado que lo sucedido es una consecuencia de las cláusulas del contrato de crédito que hizo Finanzas con Goldman Sachs y que establece que, en caso de que el ministerio no pudiera cancelar el crédito, Golman podría quedarse con los activos del BCE (oro y bonos). La posición del Central es que su papel ha sido rescatar dichos activos

El rubro ‘Valores distintos a acciones’ tuvo un crecimiento acelerado en el anterior Gobierno. Así lo recuerda Carrera. Cuando asumió Rafael Correa, ese rubro estaba en $1100 millones; sin embargo, este monto representaba el equivalente a los Bonos AGD (deuda del Estado al BCE). Sin embargo, en diciembre del 2008, esta deuda se extinguió con un traspaso de los bonos a valor cero a Finanzas. Desde esa fecha hasta octubre del 2014 ese rubro se mantuvo en el orden de los $40 millones. A partir de octubre de ese año el Gobierno empezó a requerir facilidades de liquidez (préstamos) al BCE hasta llegar a $5846 millones, en abril del 2017, un mes antes de dejar el poder.

El Gobierno de Lenín Moreno, con su ministro de Finanzas Carlos de la Torre, idearon una manera de pagar parte de esos préstamos al Central. Así, le entregaron acciones de banca pública y pasó a tener acciones del CFN y Pacífico. En ese momento, la deuda bajó a $3724 millones. De manera periódica se registraron hasta junio pasado algunas rebajas de la deuda hasta llegar a los $2915 millones. Incluso, la gerenta del Banco Central, Verónica Artola, había informado que el Gobierno tenía un plan de pagos de dicha deuda, que se iba a poner en marcha si se aprobaba la Ley Monetaria, que finalmente no pasó en la Asamblea. Ahora, el rubro volvió a crecer.

El Ministerio de Finanzas ha indicado que se está trabajando en una manera de pagar al Central lo que se le adeuda.

La operación de crédito que hizo Finanzas con Goldman Sachs fue declarada como un “evento de crédito”, es decir, se consideró que el Gobierno incumplió los pagos cuando Finanzas realizó un pedido de consentimiento a los tenedores de bonos para dejar de pagar los intereses de los bonos.

Esto ocasionó que Goldman Sachs procediera a solicitar la terminación anticipada de las inversiones. Para ello se liquidó la operación. Tras este problema había dos escenarios ha dicho el Banco Central: el primero era perder los activos por $1100 millones (oro y bonos), o salir a rescatarlos. La segunda opción era la mejor.

 

Fuente: eluniverso.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar