Cifras

En época de pandemia los servicios exequiales desaparecieron por temor a contagiarse

Las cifras de muertos que dejo la crisis sanitaria durante la cuarentena por el Covid-19 fueron altas, esto origino la angustia de los familiares quienes no encontraban una caja para enterrar a sus familiares porque las funerarias no se encontraban trabajando y las pocas que lo hacían cobraban grandes cantidades de dinero por facilitar los cofres mortuorios, la misma situación pasaron los afiliados al IESS quienes a pesar de tener beneficios fueron presas del pago excesivos.

El reembolso a los familiares de los afiliados al IESS por gastos mortuorios es de $1357, valor que incluye el cofre mortuorio y los servicios de velación, de la carroza y oficio religioso, pero durante la cuarentena no se permitió la realización de velatorios ni servicios religiosos, para evitar aglomeraciones, pero estos han sido incluidos en las facturas que las funerarias entregaron al Seguro Social sin que los beneficiarios hayan recibido ninguno de estos beneficios.

Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social dio a conocer que existen irregularidades en los cobros que realizan las funerarias a la institución por los servicios mortuorios, facturando por asistencias que no estaban permitidos durante la pandemia, hasta falsificación de firmas en la documentación presentada por las funerarias.

En su defensa el gremio de las funerarias indicaron que ellos facturaron cumpliendo con lo que recomendado por el personal del IESS por eso las modificaciones en los precios, pero que esperan tener en una reunión con los directivos de la institución para justificar los gastos y el cambio de valores ya que ellos debieron invertir en contratar personal extra, comprar implementos para embalaje y desinfección y alquilar carros para transportar los féretros.

Aclarar esta situación a la institución ya que fueron muy pocas las funerarias que trabajaron durante la pandemia por temor al contagio, las pocas que funcionaron cobraron altos valores por un cofre mortuorio ante la desesperación de los familiares que pugnaban por conseguir una caja para sepultar a sus seres queridos.

M.O

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar