Cifras

Trump amenaza con aranceles a las importaciones petroleras para «proteger» el empleo en EEUU

WASHINGTON (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el sábado su disposición a imponer aranceles a las importaciones de crudo si se viera en la necesidad de “proteger” a los trabajadores del sector energético por un desplome de los precios exacerbado por la guerra entre Rusia y Arabia Saudí por la cuota de mercado.

“Si tengo que imponer aranceles al crudo que venga de fuera o si tengo que hacer algo para proteger a nuestras (…) decenas de miles de trabajadores de la energía y a nuestras grandes compañías que producen todos esos empleos, lo haré, sea lo que sea lo que deba hacer”, dijo Trump a la prensa en una comparecencia sobre el brote del coronavirus.

Los precios del petróleo se han hundido en casi dos tercios este año ante la destrucción de la demanda provocada por la pandemia y por el aumento de la producción de Rusia y Arabia Saudí en su guerra por la cuota de mercado.

En los últimos años, Estados Unidos se ha convertido en el mayor productor de petróleo del mundo, haciendo competir a veces sus exportaciones con las de Rusia y las de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Ante la caída de los precios del crudo, muchas firmas energéticas estadounidenses se enfrentan a quiebras y sus trabajadores corren el riesgo de ser despedidos. Tras reunirse el viernes con directivos del sector, Trump afirmó que no evalúa imponer aranceles por el momento, pero que es una herramienta que podría usar “si no nos tratan bien”.

Estados Unidos importó más de 1 millón de barriles por día (bpd) de Rusia y Arabia Saudí en 2019, según la Energy Information Administration de EEUU.

Trump reiteró el sábado que Riad le aseguró haber acordado con Moscú una reducción conjunta de su bombeo en una cantidad sin precedentes de 10 millones de bpd o incluso superior. No obstante, ninguno de los dos países ha confirmado esta afirmación, anunciando tan sólo que discutirán formas de estabilizar los mercados petroleros globales.

La OPEP y Rusia aplazaron al 9 de abril una reunión prevista para el próximo lunes para discutir los recortes de producción, según fuentes del organismo, debido a la disputa entre rusos y saudíes sobre quién tiene la culpa del desplome de precios.

Cuando los valores empezaron a caer el mes pasado, Trump destacó al principio que sería bueno para los conductores de vehículos motorizados. No obstante, el sábado afirmó que los precios de la gasolina podrían bajar a 90 centavos por galón y reconoció que la situación “va a perjudicar a muchos empleos en nuestro país”.

Rusia y Arabia Saudí, líder de facto de la OPEP, “se estarían autodestruyendo” si no ponen fin a la guerra de precios reduciendo su bombeo, comentó Trump, asegurando que “no me importa nada la OPEP”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar