Cifras

Negocios e industrias dan giro para seguir activos y vendiendo

Durante ocho años y con mucho esfuerzo Karen Cuenca y su esposo, Jofre Sotomayor, levantaron su microempresa Versatto, dedicada a la organización de eventos que incluía decoración y bufés.

Hace una semana tuvieron que darle un giro a su negocio para generar ingresos en esta emergencia sanitaria por el COVID-19.

“Quedamos en cero, todo se paralizó y teníamos que producir”, dice Cuenca, quien con su esposo aprovecharon los contactos con sus proveedores para iniciarse en la venta de víveres a domicilio.

Así, su casa en Bastión Popular se convirtió en una pequeña bodega y centro de distribución, cambiaron su rutina, ahora recorren mercados todos los días desde las 05:00 buscando los mejores precios que les permitan percibir un poco más de margen de ganancia, pues asegura que es muy mínimo en comparación a lo que estaban acostumbrados con los eventos.

En su nuevo negocio, que afirma mantendrá después de la emergencia, ofrece dos opciones de canastas de víveres a $15 (11 productos) y $25 (19 productos) y recibe pagos en efectivos y con tarjetas de crédito. “Solo llevamos una semana, pero ha tenido mucha acogida, estamos entregando pedidos todos los días hasta las 13:00”, sostuvo la microempresaria.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar