CifrasPolítica

LA JUNTA DE POLÍTICA Y REGULACIÓN MONETARIA Y FINANCIERA CONSIDERANDO:

En el Libro I “Sistema Monetario y Financiero de la Codificación de Resoluciones Monetarias,
Financieras, de Valores y Seguros, efectuar la siguiente reforma:
ARTÍCULO ÚNICO.- En el Capítulo XIX “Calificación de activos de riesgo y constitución de
provisiones por parte de las entidades de los sectores financiero público y privado bajo el control
de la Superintendencia de Bancos”, Título II “Sistema Financiero Nacional”, agréguense las
siguientes disposiciones transitorias:
DÉCIMA SEGUNDA.- Se entenderá por “Diferimiento extraordinario de obligaciones
crediticias” al proceso mediante el cual las entidades del sector financiero público y privado
refinancien, reestructuren o noven operaciones de crédito al amparo de la presente resolución.

DÉCIMA TERCERA.- Las entidades financieras del sector público y privado, a solicitud de los
clientes o por iniciativa directa de las entidades financieras, previa notificación al cliente, podrán
modificar las condiciones originalmente pactadas de las operaciones de crédito de los
diferentes segmentos. Este diferimiento extraordinario de obligaciones crediticias no generará
costos adicionales ni comisiones para el cliente.
DÉCIMA CUARTA.- Las entidades del sector financiero público y privado establecerán políticas
y procedimientos específicos para la gestión y seguimiento de los diferimientos extraordinarios
referidos en la transitoria anterior. Así también, deberán contar con sistemas de información y
contabilidad que permitan la identificación y el seguimiento eficiente de dichos diferimientos.
A partir de los estados financieros presentados con fecha 31 de marzo del 2020 y por un plazo
de 90 días, los saldos de los créditos directos, créditos contingentes pagados, cuotas o porción
del capital que formen parte de los dividendos de las operaciones de los segmentos comercial
prioritario, productivo, comercial ordinario, consumo ordinario, consumo prioritario, microcrédito
en cualquiera de las modalidades, educativo, vivienda, inversión pública y los comprendidos
dentro de las inversiones privativas del BIESS que no hubieren sido pagados en la fecha de
vencimiento, se transferirán a las correspondientes cuentas vencidas a los sesenta (60) días
posteriores a la fecha de vencimiento de la operación, las operaciones señaladas no serán
reportadas como vencidas al registro de datos crediticios por parte de las entidades.
Los pagos y cuotas de capital e intereses por concepto de obligaciones financieras diferidas
extraordinariamente no causarán intereses moratorios, gastos, recargos ni multas durante el
período o plazo acordado con el deudor; las reestructuraciones y refinanciamientos no implican
la existencia de una nueva operación crediticia, por lo tanto, no se afectan con los tributos,
contribuciones ni otros gravámenes.
Las entidades podrán aplicar este diferimiento extraordinario durante la vigencia de la presente
resolución; los créditos que se beneficien de este procedimiento extraordinario e incumplan con
los nuevos términos y condiciones se deben reconocer como reestructurados.
Las entidades del sector financiero privado podrán modificar las condiciones originalmente
pactadas para los créditos sin que aquello constituya reestructuración de la operación,
manteniendo la calificación que el crédito tenía al momento de la entrada en vigencia de la
presente resolución y, por lo tanto, sin que se modifique el requerimiento de provisión
correspondiente.
DÉCIMA QUINTA.- Las entidades del sector financiero público deberán refinanciar sus
operaciones en las mismas condiciones que se señalan en las disposiciones transitorias
precedentes; en todos los casos, el plazo de diferimiento se extiende a por lo menos 90 días,
manteniendo la calificación que el crédito tenía al momento de la entrada en vigencia de la
presente resolución.
DÉCIMA SEXTA.- Los diferimientos extraordinarios de obligaciones crediticias, realizados
tanto por el sector financiero público como el sector financiero privado, no requerirán la
autorización del Directorio correspondiente o quien haga sus veces.
Se prohíbe el reverso de provisiones durante el ejercicio económico 2020.
DÉCIMA SÉPTIMA.- Las entidades del sector financiero privado y público deberán, durante el
ejercicio del año 2020, constituir provisiones genéricas. Dichas provisiones representarán
desde el 0.2% y hasta el 2% del total de la cartera bruta a diciembre 2019 y formarán parte del
patrimonio técnico secundario; estas provisiones se considerarán para los efectos de lo
dispuesto en el numeral 11 del artículo 10 de la Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno.

DÉCIMA OCTAVA.- Las disposiciones contenidas en la presente resolución se aplicarán para
el caso de las inversiones privativas del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social –
BIESS.
DISPOSICIONES GENERALES
PRIMERA.- La presente resolución tendrá una vigencia de 120 días contados a partir de su
aprobación.
SEGUNDA.- La Superintendencia de Bancos comunicará a las entidades controladas sobre los
términos de esta resolución, quienes a su vez lo comunicarán a sus clientes y deudores.
TERCERA.- Los casos de duda serán atendidos por la Superintendencia de Bancos.
DISPOSICIÓN FINAL.- Esta resolución entrará en vigencia a partir de la presente fecha, sin
perjuicio de su publicación en el Registro Oficial.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar