Saber por qué renuncian las mujeres a sus trabajos es el reto del Observatorio y Promoción de la Economía Violeta

La brecha de géneros tardaría al menos cien años en cerrarse completamente. Esto, según el Informe Global 2020 sobre brechas de géneros del Foro Económico Mundial (FEM).

Sin embargo, en Ecuador las mujeres no están dispuestas a esperar un siglo, aseguró ayer Ana María Pesantes, directora ejecutiva del primer Observatorio y Promoción de la Economía Violeta (OPEV), una iniciativa que fue presentada con el fin de reducir las barreras que les impiden a las mujeres acceder a oportunidades laborales, empresariales y de liderazgo en igualdad de condiciones.

Según cifras del OPEV, en Ecuador las mujeres ganan el 16 % menos que los hombres; además, el 41 % de las mujeres cree que los hombres tienen mejor acceso a oportunidades de desarrollo profesional, y el 51 % opina que tienen mayor acceso a puestos de trabajo.

Los datos fueron parte de la presentación de la Iniciativa Economía Violeta, que consiste en establecer “las mismas reglas del juego” para hombres y mujeres en el ámbito social, económico y político a través de la igualdad, competitividad y sostenibilidad, indicó la directora ejecutiva del OPEV.