¿Cómo afectará a los ‘gamers’ el IVA a los servicios digitales?

servicios

El pasado diciembre de 2019, la Asamblea Nacional aprobó el nuevo paquete de reformas tributarias, en el que se incluye gravar con Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los servicios digitales de plataformas extranjeras que funcionan en Ecuador.

Esta resolución —que empezará a regir 180 días después de su aprobación (mediados de septiembre aproximadamente)— no solo apunta a marcas como Netflix, Uber, Spotify y Cabify, sino también para las suscripciones y diversas transacciones que se ejecuten en los videojuegos en línea. Sin embargo, la decisión no afectará a todos los ‘gamers’ del país.

«En Fortnite, League of Legends y Call of Duty no aplicaría el IVA por jugar, porque el impuesto es a la suscripción de un servicio en línea y estas plataformas no cobran por enlazarse a un servidor», explica Luis Rojas, aficionado a los deportes electrónicos.

Sin embargo, el impuesto sí aplicará para quienes deseen adquirir productos que ofertan las tiendas de los juegos anteriormente mencionados, continúa Rojas. Para poder comprar artículos es necesario obtener las monedas digitales de cada plataforma, mismas que se otorgan tras realizar un pago con tarjeta de crédito o débito. Entonces, a esa facturación final, se le añadirá el 12 %.

Partiendo de la base de que el impuesto dependerá de la plataforma y del juego, existen otros títulos mundialmente conocidos como World of Warcraft, que exigen una suscripción mensual ($ 15) y donde el cobro del IVA se sentirá en mayor medida ($ 1,8 adicionales en cada pago).

El abogado Juan José Guerrero, Senior Legal de Andersen Tax & Legal, además de dar luces respecto a este procedimiento de cobro, asegura que los servicios digitales ya estaban gravados desde antes de que salga la aclaratoria.

«La importación de servicios, como lo establece la norma en el artículo 70, siempre estuvo gravada con el IVA. Es solamente una cuestión de regularizarlo y ajustar ciertos tornillos», detalla el experto tributario.

Guerrero continúa con la explicación y ejemplifica la situación con el reproductor de música vía streaming Spotify. «Cuando uno contrata Spotify está contratando un servicio del exterior, por tanto se está importando un servicio. Y la norma establece que los servicios importados ya se encuentran gravados».

Por su parte, quienes deseen poner a disposición sus servicios dentro del país, deberán «inscribirse en el Servicio de Rentas Internas (SRI) para constar dentro de un catastro de prestadores digitales». Sin embargo, Guerrero indica que aún no se emite una resolución en la que se informe cuáles son los requisitos o qué deberían presentar los prestadores para constar en este registro.

¿En qué plataformas sí se deberá pagar por jugar en línea?

La afectación directa se dará en consolas como PlayStation y Xbox. Ambas plataformas poseen sus suscripciones (PS Plus y Xbox Game Pass, respectivamente) mensuales, trimestrales y anuales que permitirán jugar en línea títulos específicos.

Es necesario aclarar que no todos los juegos requieren de dicha adquisición, por ejemplo, Fortnite. El lanzamiento estrella de la empresa Epic Games no necesita de suscripción para ejecutarse en todas sus plataformas (Xbox, PlayStation, Nintendo Switch, PC, Android e iOS).

Playstation cobra $ 39.99 por una suscripción anual, a ese valor, habría que añadirle el 12 %. Por lo tanto, el precio final a pagar será de $ 44.80.

Xbox, en cambio, ofrece una suscripción mensual valorada en $ 11. Al igual que en el caso de PlayStation, hay que agregarle el IVA. El precio final sería de $ 12.32.

Suscribirse no es obligación, pero te da beneficios adicionales

Adquirir una suscripción, por un valor adicional al de la consola, no es obligatorio. Sin embargo, hacerlo otorga a sus usuarios beneficios casi indispensables en el contexto actual de los deportes electrónicos.

En caso de contratar la suscripción que oferta PlayStation con PS Plus, el usuario podrá, además de jugar el línea con sus amigos, tener a disposición de descarga más de 60 títulos al año sin costo adicional, descuentos exclusivos, almacenamiento en la nube, entre otras cosas.

Con Xbox Game Pass, además de disfrutar de las partidas en línea, podrás descargar juegos exclusivos durante cada mes y tener descuentos especiales. (Expreso)