¿Subida de tipos del BCE en 2021? El mercado empieza a contemplarlo

LONDRES(Reuters) – Los mercados monetarios están comenzando a subir los precios de los tipos de interés para la zona euro el próximo año, como reflejo de la idea de que la economía ya habría pasado lo peor y de que el Banco Central Europeo es reacio a una mayor relajación monetaria.

A principios del año pasado, los mercados monetarios habían apostado por que el BCE subiera los tipos de interés en 2020. Pero el empeoramiento de los indicadores económicos y la guerra comercial entre Estados Unidos y China obligaron a los inversores a posicionarse para recortar los tipos. De hecho, el BCE redujo los tipos hasta un mínimo histórico de -0,5% en septiembre y reanudó la compra de activos para contrarrestar la caída.

La construcción vuelve al agujero negro

Desde entonces, las expectativas de más recortes han disminuido; los futuros sobre las tasas de interés Eonia y Euribor sugieren que los mercados se están posicionando de nuevo para un endurecimiento del coste de los préstamos en 2021.

El Euribor a tres meses, el tipo de interés al que los bancos piden prestado al mercado, se sitúa en el -0,39%. Al incorporar las expectativas del mercado sobre a qué niveles cotizará el dinero a tres meses, los contratos son, en la práctica, un indicador de hacia dónde se dirigen los tipos de los bancos centrales.

Los tipos Euribor se mantienen en torno al -0,39 hasta marzo de 2021, y luego suben hasta el -0,37%, lo que implica que se están empezando a tener en cuenta previsiones de tipos más altos.

Antoine Bouvet, experto en estrategia de tipos de ING, señaló que los futuros de Eonia a un año a partir de enero de 2021 y la curva más pronunciada en los futuros del mercado monetario Eonia pintan un cuadro similar.

“Ha habido un notable cambio de expectativas en diciembre, hacia posiciones de mayor endurecimiento”, dijo.

“El vacío de comunicación, el cambio en la gestión y la (próxima) revisión de la política monetaria dejan espacio para que los mercados anticipen un BCE más propenso a subir tipos”, dijo Bouvet, refiriéndose a los desacuerdos del BCE sobre la reanudación de los estímulos y la búsqueda de una visión más consensuada bajo la dirección de la nueva presidenta Christine Lagarde.

El cambio en las expectativas se produce después de que se hayan reducido los riesgos de recesión, en un escenario de mejoría de los indicadores económicos: el índice de sorpresa económica de la zona euro de Citi está cerca de su nivel más alto en casi dos años.

Algunos creen que el BCE podría avanzar hacia el fin de su experimento de tasas de interés negativas. Suecia se convirtió recientemente en el primer banco central que devolvió al 0% -el nivel que durante mucho tiempo se consideró el suelo para los tipos- unos costes de los préstamos que estaban en territorio negativo.

“El paso en Suecia muestra que es posible salir de tasas negativas”, dijo Christoph Rieger, jefe de tipos de interés en Commerzbank. “ Existe cierta especulación de que el BCE podría prestar atención a esta lección y normalizar los tipos de interés después de este año”.