Propuestas de reforma laboral tienen tiempos encontrados

El optimismo oficial choca con las aspiraciones de los gremios que defienden las conquistas de los trabajadores. El Gobierno espera terminar el año entregando a la Asamblea Nacional un paquete de reformas laborales con el que anhela reactivar la generación de empleo.

Para eso, el ministro de Trabajo, Andrés Madero, aseguró haber participado en al menos 70 mesas de trabajo con distintos sectores que han presentado sus propuestas, las cuales empezarán a ser analizadas y eso podría retrasar los tiempos que maneja el régimen.

José Villavicencio, dirigente de la Unión General del Trabajadores del Ecuador (UGTE), que es parte del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), le dijo a EXPRESO que luego de escuchar las propuestas del Gobierno en materia laboral, ellos presentarán una contrapropuesta al Legislativo.

El documento debía presentarse esta semana, pero su entrega se aplazó y podría producirse la próxima. “No es real que a finales de diciembre se presentarán las reformas. El 16 de diciembre, junto con una comisión técnica que viene de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), analizaremos si existe consenso para hacer cambios en la legislación laboral”, dijo el dirigente sindical.

El pesimismo con respecto a los plazos de entrega del paquete de reformas es compartido por el sector empresarial. Rodrigo Gómez de la Torre, presidente de la Cámara de Agricultura de la primera zona, cree que es poco factible si se toma en cuenta que primero el Legislativo debe evacuar la Reforma Tributaria que llegó bajo la figura de urgente.

“Es apretado, pero sí es factible que sea entregada antes de que termine el año, creemos que es necesario que se lo haga lo más pronto posible, porque los índices de pérdida de empleos son alarmantes en los últimos meses”, manifestó Gómez de la Torre.

¿Cuáles son los puntos álgidos de las propuestas de reformas? Solo en el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios hay unas 16 páginas con propuestas de reformas que, según el presidente de la Cámara de Agricultura de la primera zona, son consideradas insuficientes o que tienen reparos. A esto habrá que añadir el documento que entregará el FUT.

Los trabajadores, por ejemplo, critican la posibilidad de que en el contrato de emprendimiento se incluya un periodo de vigencia de hasta tres años porque consideran que precariza el trabajo. También están atentos a las reformas que se aplicarían al pago de la jubilación patronal.

“Nosotros queremos dejar en claro que esta ley como tal no genera empleo, sino que regula las condiciones entre empleador y trabajador. Para impulsar el trabajo es necesario establecer y fortalecer políticas en áreas como la agricultura, el turismo…”, argumentó Villavicencio

.En la otra orilla, Gómez de la Torre dice, por ejemplo, que uno de los puntos que se deberían abordar es la supresión de figuras como el desahucio cuando se trata de una renuncia voluntaria del trabajador.

“También hay que redistribuir las 40 horas de trabajo en sectores que lo necesiten, lo que no significa aumentar horas de trabajo. Oponerse por oponerse a estas reformas que buscan incluir a más del 60 % de personas que están desempleadas, ya parecería más un acto de egoísmo”, señaló el empresario. (Expreso)