Economía global sigue atento los movimientos de ajedrez de la guerra comercial entre EE.UU. y China

Los movimientos de ajedrez entre las dos mayores economías del mundo en medio de su guerra comercial seguirán siendo el principal foco de atención para los mercados y las autoridades, tanto fiscales como de política monetaria, tras una semana frenética en las plazas financieras.

Una amenaza del presidente Donald Trump de imponer aranceles a productos importados chinos por valor de US$300.000 millones se encontró con una respuesta que sacudió a los mercados. Pekín permitió que su moneda se debilitara más allá del nivel de 7 unidades por dólar por primera vez desde la crisis hace más de una década.

La medida en Pekín generó el peor día para las acciones mundiales en más de un año. Los temores a una recesión, agravados por la tensión comercial, provocaron una fuerte liquidación en las bolsas y avivaron un mayor interés por los bonos, el yen, el oro y otros activos considerados seguros.

La contramedida de Washington fue designar a China como «manipulador de monedas», abriendo un nuevo frente en la guerra comercial que ya suma un año y ha desestabilizado no sólo a los mercados, sino también a las cadenas de suministro globales y desacelerado la economía mundial.

Pero Europa también concentrará las miradas en medio de los problemas políticos y de deuda en la región, comenzando por el Brexit y sus consecuencias, a menos de tres meses para que Gran Bretaña abandone la Unión Europea.

LHBS-americaeconomica.com