DP World comenzó pruebas en nuevo puerto de Posorja con 359 empleados

Sentada en un sillón giratorio, a 45 metros de altura, tiene un panorama completo del puerto y de los buques que navegan por las costas de Posorja. Su puesto de trabajo está en una de las cabinas de las enormes grúas pórtico del puerto de aguas profundas que DP World comenzará a operar desde el 2 de agosto.

La manabita Érika Macías, de 34 años, es una de las cuatro mujeres que han sido preparadas para operar esas grúas, las más grandes que tendrá un puerto de Sudamérica.

En estos días está en práctica, al igual que sus compañeros. Prueba el sistema con el que le tocará cargar y descargar los contenedores de los buques que entrarán al muelle de 400 metros. Allí podrán ingresar buques pospanamax de 333 a 398 metros de eslora. Uno a la vez, en esta primera fase.

Con la ayuda de pantallas que le proyectan las imágenes de varios puntos ‘ciegos’ y los enormes vitrales que están en el piso y que le sirven para visualizar la operación, Macías moverá las cargas. En los siguientes días entrará una barcaza con contenedores para hacer más real este ensayo.

Ella se instaló a vivir en Posorja desde que DP World le ofreció el puesto. Antes había manejado motoniveladoras y rodillos, actividad que aprendió de su hermano y padre.

Quienes estarán al mando de las grúas de muelles y de las de patios tuvieron preparación de seis semanas en Brasil, República Dominicana y Perú, donde DP World tiene terminales portuarias.

Carlos Sánchez, oriundo de Posorja, es parte de ese grupo. Trabajaba como operador de un montacarga en una industria pesquera antes de llegar a DP World. “No sabía que existían estas grúas, pero es un reto manejarlas”, señala emocionado.

El puerto hasta esta semana tenía un avance del 93% y espera estar listo a mediados de julio. DP World ha contratado hasta ahora a 359 colaboradores, de los 515 que planea tener al inicio de sus actividades. Las capacitaciones están en marcha, mientras que en diferentes frentes se agiliza la labor para concluir las obras.

Jorge Velázquez, gerente de DP World, señala que esperan que el 65% de los empleados de la parte operativa sea de las poblaciones de influencia a la parroquia Posorja.

El ejecutivo de origen venezolano, que trabajó en puertos de Estados Unidos y África, dice que a partir del 25 de julio comenzará a recibir los primeros contenedores que serán para exportación.

La capacidad del puerto está proyectada para recibir anualmente 750.000 teus (capacidad de un contenedor de 20 pies). De agosto a diciembre esperan concluir con 78.000 teus. “Se irá incrementando en la medida que cerremos las negociaciones con las líneas navieras”, dice.

Banano, camarón y cacao serían los primeros productos que saldrán al iniciar las operaciones, que arrancarán con una ruta que se denomina Eurosal, que cubre la costa oeste de Sudamérica y va a Europa.

A medida que se acerca la operación de este puerto, en poblados cercanos como El Morro hay expectativa. William Consuegra, presidente de la Junta Parroquial de esa localidad, dice que esperan que el puerto les permita crecer en el comercio y turismo, pues la nueva vía –de unos 20 km– que conduce a la terminal permite acceso a El Morro. Él señala que insistirán en que la Prefectura arregle unos 3 kilómetros de la carretera que faltarían desde el ingreso a El Morro hasta Puerto El Morro, que es uno de sus atractivos. (I)

Inversión

DP World debe invertir en esta primera fase 539 millones de dólares. Jorge Velásquez, gerente de la empresa, señala que están por cubrir la inversión de esta fase. La inversión total en los 50 años de concesión se estipula en 1.200 millones de dólares. La fase dos va en función de cómo se vayan desarrollando los volúmenes de carga. Y eso marcará la construcción de otras áreas.

La frase

«El objetivo es que DP World Posorja, en conjunto con un parque logístico, logre posicionar a Ecuador como puerta de entrada de carga al área del Pacífico sur”.

Jorge Velásquez, gerente de DP World