El BCE muestra preocupación por alto nivel de deuda

Los riesgos para la estabilidad financiera de una zona euro tambaleante van en aumento, según dijo el miércoles el Banco Central Europeo, que destacó una larga lista de vulnerabilidades que van desde las burbujas inmobiliarias a la elevada deuda pública y el Brexit.

La brusca ralentización del crecimiento en el bloque monetario de 19 miembros en el último año, sumada a la guerra comercial mundial, podrían erosionar aún más la confianza empresarial, aumentando el riesgo de un pernicioso aumento de la volatilidad en los mercados.

«Los desafíos a la estabilidad financiera aumentan por los riesgos bajistas del panorama económico», dijo el BCE en su Informe de Estabilidad semestral. «De materializarse los riesgos a la baja, es probable que aumenten los costes de financiación de las deudas soberanas más vulnerables, lo que podría resucitar las preocupaciones sobre la sostenibilidad de la deuda».

Al hilo de las preocupaciones del BCE, se espera que la Unión Europea adopte medidas disciplinarias contra Italia la próxima semana por infringir las normas fiscales comunitarias, incluso a pesar de tener una de las mayores deudas acumuladas del bloque.

«La falta de disciplina fiscal, el retraso de las reformas fiscales y estructurales e, incluso, la marcha atrás en reformas anteriores, pueden reavivar las presiones sobre las deudas soberanas más vulnerables», dijo el BCE sin nombrar a Italia, pero aludiendo al aumento de la prima de riesgo del país.

Asimismo, el BCE se refirió a otro peligro al asegurar que los bancos probablemente generarán un rendimiento sobre su capital de alrededor del 6% en los próximos dos o tres años, con una gran proporción de entidades crediticias incapaces de obtener el coste del capital o los rendimientos esperados del 8-10% requeridos por los inversores.

La debilidad de los resultados bancarios es especialmente preocupante, ya que las entidades de crédito son las transmisoras de la mayor parte de las medidas de estímulo del BCE, al depender las empresas de la financiación bancaria en un grado mayor que de los mercados de valores.

Asimismo, el BCE advirtió que los mercados inmobiliarios empiezan a mostrar signos de una ligera sobrevaloración, lo cual es motivo de preocupación, ya que el descenso del endeudamiento de los hogares tras la crisis parece haberse ralentizado significativamente.

LHBS-DWS