Cuba cierra temporalmente por reformas la emblemática heladería «Coppelia»

La Habana.- «Coppelia», la heladería más popular de La Habana, dejará a sus incondicionales cubanos y turistas extranjeros sin poder disfrutar de sus productos por una reparación general desde el 2 de mayo hasta la primera mitad de junio.

Durante las labores de mantenimiento y restauración de las instalaciones de la heladería, que ocupan una manzana de la céntrica avenida «La Rampa» en la barriada de El Vedado, también cesarán las producciones de la fábrica de helados homónima, según explicó una nota del Consejo de la Administración Provincial (CAP) divulgada este viernes por medios estatales.

«El objetivo es hacer mejoras tecnológicas en la fábrica, perfeccionar los procesos de elaboración del helado, y crear las condiciones para la producción definitiva y estable del helado Coppelia», indicó el comunicado.

Esta parada será aprovechada también para realizar trabajos de mantenimiento en la heladería, con el fin de mejorar los servicios en el emblemático establecimiento gastronómico de cara a las obras que se ejecutan en la capital cubana por el 500 aniversario de su fundación el próximo 16 de noviembre.

El periódico provincial Tribuna de La Habana señaló en un reporte sobre el cierre temporal de la célebre «catedral del helado» habanera que las mejoras no se esperan solo en sus estructuras, sino también en los servicios, su «talón de Aquiles» que le ha recibido numerosas críticas.

La falta de calidad de los helados, la pobre oferta en sabores y las bolas incompletas son las quejas más frecuentes de los visitantes de la cincuentenaria «Coppelia», a lo que se suman las largas esperas y el trato inadecuado de algunos empleados.

«Coppelia» tomó su nombre del mítico personaje de una conocida pieza de ballet clásico y es precisamente la figura de una bailarina quien identifica la marca del helado cubano que comenzó sus ventas con 26 sabores en la instalación abierta el 4 de junio de 1966 en un espacio que incluye la céntrica esquina conformada por las calles 23 y L.

Los sabores de helados más populares en su oferta ilustraron el alegórico título «Fresa y chocolate» de una de las películas más famosas y premiadas de la cinematografía cubana, la única que ha logrado una nominación a los premios Óscar de la Academia de Hollywood.

Con capacidad para atender a un millar de comensales simultáneamente, el arquitecto cubano Mario Girona fue el autor del diseño de la heladería construida sobre el terreno donde antes hubo un hospital y posteriormente un parque turístico recreativo.

Toda una manzana ocupa el centro gastronómico concebido como un gran domo circular de 40 metros de luz que cubre otros seis espacios, también circulares, rodeados de modernos lucernarios, zonas a cielo abierto y jardines.

Una de sus peculiaridades radica en el mobiliario en el que destacan mesas con tapa de mármol y sillas confeccionadas con alambre de acero laminado.

Fuente: EFE