Parlamento británico rechaza el acuerdo del «brexit» por segunda vez

El Parlamento británico rechazó por segunda vez el acuerdo sobre los términos de salida de la Unión Europea (UE) que la primera ministra del Reino Unido, la conservadora Theresa May, ha pactado con Bruselas.

Por 391 votos frente a 242, la Cámara de los Comunes rehusó ratificar el texto, que incorporaba garantías adicionales respecto a la versión que se votó en enero de que el mecanismo para evitar una frontera en Irlanda del Norte no será una solución permanente.

En su intervención, May esgrimió que el «divorcio» británico de la UE, fijado para el próximo 29 de marzo, «podría estar perdido». «El peligro para aquellos de nosotros que queremos tener fe en el pueblo británico y cumplir con su voto del ‘brexit’, es que si esta votación no sale adelante, si este acuerdo no es aprobado, entonces el ‘brexit’ podría perderse».

La primera ministra británica necesitaba que al menos 318 diputados voten a favor del texto de retirada «mejorado», después de unas negociaciones entre Londres y Bruselas que terminaron con la firma de tres textos adicionales vinculantes, que buscan disipar las dudas de muchos diputados sobre la controvertida cláusula irlandesa. 

El acuerdo original de retirada había sido rechazado en los Comunes el 15 de enero por 432 votos en contra y 202 a favor. Las formaciones políticas evaluaron los tres documentos adicionales firmados anoche en Estrasburgo, sobre todo lo relativo a la salvaguarda o «garantía», pensada para evitar el retorno a una frontera dura entre las dos Irlandas.

Esta establece que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único hasta que se establezca una nueva relación comercial entre ambas partes.

La inquietud era que el Reino Unido permanezca atado a las normas del mercado único si Londres y Bruselas no llegan a un acuerdo comercial en el periodo de transición (que irá entre este 29 de marzo y finales de 2020).

Los nuevos textos acordados eran: Un «instrumento legalmente vinculante», que deja claro que la salvaguarda o «garantía» no está diseñada para ser permanente; y un suplemento añadido a la Declaración Política (documento separado al acuerdo de retirada), por el que el Reino Unido y la UE se comprometen a acelerar la negociación sobre su futura relación comercial.

El tercero es una «declaración unilateral» del Reino Unido que reafirma el poder soberano del país para abandonar el mecanismo de salvaguarda si las negociaciones sobre la futura relación no prosperasen. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/8/votacion-acuerdo-brexit
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec