Bolivia venderá a Paraguay 54.000 toneladas anuales de gas licuado

Oruro (Bolivia).- Bolivia y Paraguay dieron este sábado un paso más hacia la integración energética mediante la firma de un contrato para la venta de 54.000 toneladas métricas anuales de gas licuado de petróleo (GLP) boliviano al mercado paraguayo.

El documento fue suscrito entre la petrolera estatal boliviana YPFB y la Cámara Paraguaya de Gas (Capegas), en presencia de los mandatarios de Bolivia, Evo Morales, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez, en la ciudad boliviana de Oruro.

El contrato establece que el volumen se entregará en función a la relación comercial que se tiene con seis empresas privadas distribuidoras de GLP en Paraguay, según ha informado YPFB.

El punto de entrega del producto será una planta boliviana de separación de líquidos del gas situada en la localidad sureña de Yacuiba, en la frontera con Argentina.

Este acuerdo permite profundizar la integración energética entre ambos países y generará más de 26,4 millones de dólares durante esta gestión, destacó el presidente de YPFB, Oscar Barriga.

La petrolera boliviana también informó de que entre agosto de 2013 y diciembre de 2018 vendió a Paraguay 262.533 toneladas de gas licuado y facturó 121,24 millones de dólares por esa exportación.

Reunidos en Oruro, los presidentes Morales y Benítez también destacaron la importancia de la construcción de un gasoducto denominado «Héroes del Chaco» entre la localidad boliviana de Villamontes y Asunción, la capital paraguaya.

Sobre este proyecto, el presidente paraguayo explicó que su país busca comprar gas natural boliviano para la generación de energía.

Este tema será abordado con mayor profundidad en la Primera Reunión de Gabinete Ministerial Binacional que ambos mandatarios presidirán el próximo 12 de junio en La Paz, anunció Benítez.

Aquel encuentro permitirá «profundizar estos lazos de amistad, cooperación mutua e integración» y se efectuará en una fecha «emblemática» para ambas naciones, destacó el gobernante paraguayo.

El 12 de junio de 1935 se firmó el fin de la llamada guerra del Chaco, librada entre Bolivia y Paraguay entre 1932 y 1935.

Los mandatarios también impulsarán la firma de un «Instrumento para la creación de la Comisión Binacional de Comercio, Inversiones y Relaciones Económicas» entre ambos países, según señala un comunicado conjunto que firmaron Morales y Benítez tras reunirse.

Con este mecanismo se apuntará a atender «de forma ágil y eficiente» las consultas entre entidades vinculadas al comercio bilateral, promover iniciativas de «integración productiva» e intercambiar información para incrementar el flujo comercial entre ambos países, indica el comunicado conjunto.

Los gobernantes también acordaron impulsar acciones conjuntas para facilitar el acceso de Bolivia a la hidrovía Paraguay-Paraná «para que tenga acceso al océano de una manera menos costosa y más competitiva», según Benítez.

La hidrovía es una de las alternativas que quiere potenciar el Gobierno boliviano para su comercio exterior, que en la actualidad se mueve sobre todo por puertos del norte chileno.

Además, los presidentes abordaron la importancia de mejorar las conexiones entre ambos países mediante obras de infraestructura que permitan un mayor flujo comercial y tránsito de personas.

El paraguayo aseguró sentirse honrado de ser el primer presidente de otro país que visita Oruro, la región natal de Evo Morales, y destacó que es «un gusto» que el mandatario boliviano le haya invitado a conocer «su tierra».

Benítez también sostuvo que su presencia en Bolivia «es un testimonio de que Paraguay es un amigo, un aliado estratégico que estará dispuesto siempre a trabajar en forma conjunta para alcanzar la prosperidad y profundizar la integración» de ambos pueblos.

A su turno, Morales afirmó que es «una gran alegría» recibir a Benítez en Oruro y resaltó los avances hacia la integración energética, productiva y geográfica entre ambas naciones.

Después del acto, los mandatarios presenciaron juntos el Carnaval de Oruro, declarado Patrimonio de la Humanidad y uno de los más multitudinarios de Suramérica.

Benítez invitó a Morales a asistir el próximo año al Carnaval en la ciudad de Encarnación, al sur de Paraguay.

Fuente: EFE