Arabia Saudita trabaja para convencer a Rusia de unirse a recorte de petróleo

Arabia Saudita buscaba el miércoles persuadir a Rusia a que reduzca sustancialmente la producción de petróleo en conjunto con la OPEP el próximo año, en un intento por detener el desplome en los precios del crudo y evitar otro exceso global de suministros.

La OPEP se reúne el jueves en Viena y el viernes sus delegados sostendrán conversaciones con productores aliados como Rusia. Arabia Saudita, líder de facto del cartel, ha destacado la necesidad de reducir drásticamente el bombeo a partir de enero, pero se ha visto presionada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para hacer caer aún más los precios del petróleo.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, debía reunirse el miércoles con su homólogo saudí, Khalid al-Falih.

Arabia Saudita ha indicado que quiere que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados reduzcan la producción en al menos 1,3 millones de barriles por día, o 1,3 por ciento de la producción mundial.

Riad también desea que Moscú contribuya al menos con un recorte que esté en un rango de 250.000-300.000 bpd, pero Moscú insiste en que de sumarse al pacto reducirá solo la mitad de ese bombeo, dijeron fuentes de la OPEP y de productores que no pertenecen al grupo.

“No es fácil, pero siempre trabajaremos junto con nuestros colegas”, dijo a periodistas en Viena el ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos, Suhail bin Mohammed al-Mazroui, cuando se le preguntó sobre la posición de Rusia.

Una fuente cercana al Ministerio de Energía de Rusia dijo: “Nadie está ansioso por recortar (la producción) a menos que haya una emergencia. Es en Estados Unidos donde estamos viendo la mayor parte del aumento de la producción de petróleo”.

Rusia, Arabia Saudita y Estados Unidos han estado compitiendo por ser el principal productor de crudo en los últimos años. Estados Unidos no forma parte de ninguna iniciativa que limite la producción debido a su estricta legislación antimonopolio y a la fragmentación de su industria petrolera.

Los precios del petróleo han perdido casi un tercio desde octubre, a menos de 60 dólares por barril, después de que Arabia Saudita aumentó la producción para contrarrestar una caída en las exportaciones de crudo iraní debido a las nuevas sanciones de Estados Unidos.

DWS-LHBS