La deuda pública bruta de Brasil alcanza nivel récord en septiembre

Río de Janeiro.- La deuda bruta del Gobierno brasileño sumaba en septiembre pasado 4,789 billones de reales (unos 1,496 billones de dólares), el equivalente al 73,9 % del PIB del país y el mayor nivel desde que el indicador comenzó a ser medido en 2006, informó hoy el Banco Central.

La deuda pública bruta de Brasil viene subiendo aceleradamente desde diciembre de 2013, cuando equivalía al 51,54 % del Producto Interior Bruto (PIB) del país, como consecuencia de la grave crisis fiscal.

En el último año, la deuda creció 3,2 puntos porcentuales, desde el 70,7 % PIB a la que equivalía en septiembre de 2016. En todo el año pasado creció 3,7 puntos porcentuales, hasta el equivalente al 69,9 % del PIB en diciembre de 2016.

El propio Banco Central prevé que la deuda bruta seguirá creciendo y llegará hasta el 74,4 % del PIB en diciembre próximo, hasta el 76,9 % del PIB a finales de 2018 y hasta el 77,9 % del PIB a finales de 2019, cuando finalmente comenzará a caer.

El aumento de la deuda obedece a que Brasil viene registrando déficits récords consecutivos en las cuentas públicas desde 2014 debido a que gasta más de lo que recauda en tributos.

Según los datos divulgados por el Banco Central este lunes, el déficit primario de las cuentas públicas de Brasil sumó en los últimos doce meses hasta septiembre 152.339 millones de reales (unos 47.625 millones de dólares), el equivalente al 2,35 % del PIB.

El llamado saldo primario, utilizado por Brasil como referencia para la salud de sus cuentas públicas, mide la diferencia entre los ingresos y los gastos del Estado brasileño (incluyendo gobierno central, administraciones regionales y municipales, y empresas estatales) sin tener en cuenta los recursos destinados al pago de intereses por deuda.

El déficit primario en doce meses hasta septiembre estaba próximo a la meta que el Gobierno se impuso para todo 2017, cuando espera cerrar con un hueco en las cuentas públicas de 163.100 millones de reales (unos 50.968,75 millones de dólares).

Pese a los esfuerzos del Gobierno por reducir los gastos, el déficit primario previsto para 2017 es superior al de 2016, cuando el saldo negativo en las cuentas públicas alcanzó el récord de 155.700 millones de reales (unos 48.656,2 millones de dólares).

Los datos de los últimos meses, sin embargo, vienen reflejando el severo ajuste fiscal anunciado el año pasado por el Gobierno del presidente Michel Temer para hacer frente a la grave crisis económica del país y que incluyó recortes en todos los sectores.

El déficit para el mes de septiembre, por ejemplo, se redujo desde 26.643 millones de reales (unos 8.325,9 millones de dólares) en 2016 hasta 21.259 millones de reales (unos 6.643,4 millones de dólares) en 2017.

De la misma forma, el déficit acumulado en los nueve primeros meses de este año se ubicó en 82.110 millones de reales (unos 25.659,4 millones de dólares), por debajo de los 85.501 millones de reales (unos 26.719 millones de dólares) en el mismo período del año pasado.

Pero teniendo en cuenta los recursos destinados al pago de intereses de deuda, el llamado saldo nominal, las cuentas públicas brasileñas acumularon este año hasta septiembre un déficit de 385.200 millones de reales (unos 120.375 millones de dólares), el equivalente al 7,94 % del PIB. EFE