La economía japonesa se contrae un 0,4% entre abril y junio

La economía japonesa regresa a terreno negativo tras seis meses de crecimiento ininterrumpido. El producto interior bruto (PIB) de la segunda mayor potencia asiática se contrajo un 0,4% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo del año anterior. Detrás de este retroceso, que coincide con una ralentización progresiva de la economía mundial exacerbada en las últimas semanas por las dudas sobre China, está la caída de las exportaciones y del consumo, dos pilares fundamentales de la economía nipona. El retroceso, del 1,6% en términos anualizados, es ligeramente inferior al que esperaban los analistas pero añade presión a las autoridades japonesas para que potencien su programa Abenomics de estímulos fiscales y de flexibilización monetaria vía compra masiva de activos.

Entre abril y junio, el consumo —que representa el 60% de la economía japonesa— se contrajo un 0,8% interanual, más que el conjunto general de la economía. Las exportaciones, otro componente de peso en la tercera economía mundial, se desplomaron un 4,4% en un momento de zozobra generalizada sobre China, su primer socio comercial. La inversión pública, fortalecida por el Abenomics, repuntó en cambio un 2,6%.

«No hay nada bueno en estos datos», señala Hideo Kumano, economista de Dai-ichi Life Research Institute y exfuncionario del Banco de Japón, en declaraciones a Bloomberg. «El consumo privado fue muy débil y las exportaciones también flaquearon, reflejando así la ralentización en las economías emergentes y, muy especialmente, en China».

El principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, cerró la jornada con una subida del 0,49%.

Fuerte impacto de la devaluación del yuan
Las malas perspectivas para Japón no se quedan únicamente en el plano interno. La devaluación en tres etapas de la moneda china, el yuan, llevada a cabo por las autoridades del gigante asiático la semana pasada también podría pasar una cara factura a su economía. «Si China no lo gestiona bien podría tener un impacto importante», ha reconocido este lunes el viceministro nipón de Economía, Yasutoshi Nishimura. Japón, ha dicho el mandatario, respalda la decisión china de liberalizar su moneda y de acometer reformas estructurales en su economía a largo plazo.

La devaluación del yuan, que cae un 2,9% frente al dólar estadounidense y un 2,3% frente al yen japonés desde el lunes, encarece los productos extranjeros en China y abarata los productos chinos en el exterior.

LHBS-Fuente:el pais.es