Ciclista fue atropellado por un autobús a poco de llegar a la meta

Fue una acción desafortunada que, en unos pocos segundos, se llevó la vida de un ciclista. Este domingo, un competidor de una carrera que se desarrollaba en la carretera El Litoral de Puerto de La Libertad, El Salvador, fue atropellado por un autobús y murió en el instante. El joven se llamada Donaldo Ramírez, tenía 26 años y era un destacado exponente del ciclismo local.

Todo ocurrió cuando faltaban tan solo 500 metros para el final de la carrera. Según reportaron los testigos a diversos medios locales, Ramírez cayó de su bicicleta a causa de un bache en el asfalto y fue arrollado por un autobús del sistema de transporte público que pasaba por la misma calle.

Al parecer, Ramírez perdió la estabilidad y el conductor del vehículo de la línea 192 no hizo a tiempo de advertirlo sobre el pavimento. De manera no intencional, lo arrolló y le causó la muerte. Aunque los servicios médicos dela Cruz Roja llegaron con rapidez y le brindaron una veloz atención al ciclista, no pudieron hacer nada para salvarle la vida. El cuerpo del joven fue retirado del lugar bajo la atenta mirada de un nutrido grupo de curiosos y de otros participantes de la prueba, quienes no podían creer lo que había ocurrido con su compañero.

Al momento, hay una investigación en curso para determinar porque el autobús estaba transitando por la misma calle en la que se estaba desarrollando el tramo final de la prueba de ciclismo. El conductor del vehículo se quedó en el lugar luego del accidente, pero no fue detenido. Se verificó que su documentación estaba en regla y se descartó que estuviera bajo efectos del alcohol o las drogas al momento del hecho. De esta manera, no hay detenidos por la muerte de Ramírez.

El joven ciclista había nacido en colonia El Progreso, en la región de Usulután. Era un apasionado de las bicicletas, razón por la que se había trasladado hasta el Puerto de la Libertad para participar de una carrera que se desarrollaría desde la playa Cangrejera hasta el Malecón. Desafortunadamente, a la altura de la plaza Marinera, cuando solo faltaban 500 metros para cruzar la meta, encontró la muerte.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba