Chatburn: crudo caso de corrupción

El pasado 19 de diciembre, el asesor financiero ecuatoriano-estadounidense Frank Roberto Chatburn Ripalda, fue sentenciado a tres años y seis meses.
El motivo: conspiración para lavar dinero en una red de sobornos para obtener contratos de Petroecuador, que habría funcionado entre 2013 y 2018.

Chatburn fue procesado en Miami (EE.UU.), pues los pagos de los sobornos se hicieron través del sistema bancario norteamericano a funcionarios de la petrolera estatal.

“Todo ocurrió en EE.UU., es decir, que aquí no somos capaces de hacer nada. El actuar de la justicia muchas veces tarda en Ecuador”, enfatiza Germán Rodas, presidente de la Comisión Nacional Anticorrupción.
Acepta culpa
Durante la audiencia, Chatburn declaró haber realizado actividades ilegales desde 2013, con una empresa de servicios para la industria petrolera, para pagar unos 3 millones de dólares en sobornos a funcionarios estatales ecuatorianos, con el fin de obtener o mantener contratos con Petroecuador.

$3,27
millones en sobornos por contratos.

Sobre esto, Rodas destaca que la justicia norteamericana ha intervenido “ágil y certeramente para que las personas involucradas en esta red de corruptela sean identificadas y sancionadas”.

Y reitera que esto debería motivar a que en algunas esferas públicas busquen estos niveles de cooperación, pensando en la recuperación de los recursos. “Porque aquí o no avanzamos o no queremos avanzar en esa metería”, agregó.

Contexto

$10
millones era el costo real de una obra por la que se pagó $38 millones. 2013 red de corrupción operaba desde ese año.

La red de corrupción de Petroecuador salió a la luz en 2016, cuando periodistas de distintas partes del mundo descubrieron los ‘Panama Papers’ (filtración informativa de documentos confidenciales que revelaban el ocultamiento de propiedades de empresas, activos, ganancias y evasión tributaria de jefes de estado y de gobierno y/o líderes de la política mundial).

Las investigaciones señalaron a Chatburn. La Fiscalía asegura que, en uno de los casos, el hombre de 42 años, pagó 3,27 millones de dólares en sobornos a nombre de la compañía Galileo Energy, que cobró 38 millones por un trabajo que en realidad costaba 10 millones.

Para ocultar los sobornos, Chatburn creaba empresas fantasmas en distintos países del continente americano y europeo.

Otros implicados 
Ramiro Luque Flores, excontratista de Petroecuador y dueño de Galileo Energy, quien se declaró culpable en una corte de EE.UU., fue uno de los clientes de Chatburn.

EL DATO
El 5 de febrero de 2020, una audiencia determinará los pagos que Chatburn debe hacer, según su acuerdo de culpabilidad en el caso.
Álex Bravo, exgerente de la petrolera, fue condenado en Ecuador por el delito de tráfico de influencias. Bravo declaró que, entre enero de 2010 y abril del 2016, reveló un incremento no justificado de 544.184,79 dólares. Tiempo después, una pericia contable de Contraloría habría evidenciado una variación del patrimonio del exgerente que alcanzaba los 364.204,54 dólares.

El exsubgerente de Operaciones de Refinación de la Petroecuador, Diego Tapia, fue sentenciado a 20 meses de prisión por el delito de tráfico de influencias.

En la Corte de Florida, Arturo Escobar Domínguez, exasesor de Carlos Pareja Yannuzzelli en Petroecuador, reconoció su participación en el esquema ilegal de la petrolera. Al declararse culpable dijo que recibió aproximadamente 1,9 millones de dólares, en sobornos, entre el 2012 y el 2014.

En junio de este año, Roberto Barrera y Raúl de la Torre, exejecutivos, fueron detenidos en Miami y cuatro meses después se declararon culpables por el delito de lavado de activos. (AVV)

Fuente: La Hora

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba