Chanel No. 5, un clásico que no envejece

Ciudad de México.- Es el perfume más vendido de la historia, su fórmula es un secreto y es considerado un icono de la cultura pop.

Reposicionó a Gabrielle Chanel en el centro del universo luego de la Primera Guerra Mundial y obligó a que otras casas de alta costura lanzaran sus propios perfumes.

Chanel No. 5 cumplió este 5 de mayo 100 años de haber salido al mercado y haberse convertido no sólo en un accesorio para quien lo usa, sino también en símbolo de glamour, estatus y además en el acompañamiento perfecto para dormir, como lo confesó alguna vez Marilyn Monroe.

Gabrielle Chanel nació el 19 de agosto de 1883 y fue enviada a los 12 años a un orfanato en la Abadía de Aubazine en Corrèze, Francia, luego de la muerte de su madre.

Varios biógrafos consideran que su estadía en el orfanato inspiró el logo de su marca (las dos C), el uso del color negro y su estilo minimalista.

En 1910, Coco abrió su tienda de sombreros en el emblemático número 21 de la calle Cambon, en el centro de París.

Para 1913, ya había abierto algunas otras tiendas en Deauville y Biarritz, en las que además de sombreros vendía una línea limitada de vestidos.

Luego de la Primera Guerra Mundial y de los problemas de toda índole que esto conllevó, Chanel sufrió la muerte de su gran amor, Boy Capel. Para evadir el golpe se enfrascó a un viaje por Italia en donde conoció —y fue su amante— al duque Demetrio Romanov, uno de los encargados de asesinar a Rasputín y primo del zar Nicolás II.

Ante la inquietud de Coco, como fue conocida, por crear un perfume que no oliera a rosa, sino “a lo que huele una mujer”, Romanov le presentó a un sofisticado perfumista ruso, Ernest Beaux, quien había trabajado para la familia real rusa.

Coco Chanel eligió el No. 5 de un grupo de muestras y de ahí nació el nombre del perfume.

En 1912, Beaux había creado un perfume para dama que llamó Quelques Fleurs. Para 1913, sobre él, experimentó con aldehídos (los cuales se convertirían en la base de Chanel No.5) para celebrar el 300 aniversario de la dinastía Romanov al que llamó Le Bouquet de Catherine. Sin embargo, por distintos hechos, aunado al estallido de la Guerra (1914), el lanzamiento del perfume, que después fue llamado Rallet No. 1, fue un fracaso. 

Durante el verano y otoño de 1920 en que Beaux y Coco se conocieron y ésta le compartió su inquietud, el ruso se inspiró en el ártico (donde pasó de 1917 a 1919 como parte del ejército antobolchevique), el frío polar y la nieve. También trabajó sobre base de rosa y jazmín del Rallet No.1.

Su propia creación de Rosa E.B. y notas derivadas de una nueva fuente de jazmín fueron la base, pero sin duda fue el uso de aldehídos (compuestos orgánicos de carbono, oxígeno e hidrógeno) los que serían el éxito.

El perfumista presentó 10 botellas con distintos aromas a Coco; las numeró del 1 al 5 y del 21 al 24.

Sí. La Número 5”, dijo la diseñadora. “Esto es lo que he estado esperado. Un perfume como ningún otro. Un perfume de mujer con la esencia de una mujer”.

Presento mis colecciones de vestidos el 5 de mayo, el quinto mes del año y dejaremos que esta muestra de número 5 mantenga el nombre que ya tiene, traerá suerte”, dijo Coco.

Según biógrafos, el lanzamiento fue a las 5 de la tarde del 5 de mayo de 1921. Coco roció un poco del perfume en su tienda y la recomendación fue la de boca en boca. Tres años después, Chanel No. 5 se vendía en todo el mundo.

Durante la década de los 20, y hasta mediados de la siguiente del siglo pasado, varias casas quisieron sacar su propio No. 5., pero jamás lograron igualar a la esencia inimitable.

El resto es historia.

Algunos de sus embajadores:

 

  • Coco Chanel
  • Catherine Deneuve
  • Estella Warren
  • Nicole Kidman
  • Audrey Tautou
  • Marion Cotillard
  • Gisele Bündchen
  • Brad Pitt (el único hombre hasta el momento)

Fuente: Excélsior

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba