Bolivianos protestan en las calles por encarcelamiento de Áñez

Cientos de personas se manifestaron en varias ciudades de Bolivia el lunes, para protestar y pedir la libertad de la expresidenta interina Jeanine Áñez y exigir el cese de la “persecución” judicial en contra de los opositores.

Las marchas se realizaron en La Paz, Cochabamba, Sucre y Trinidad y son las mayores protestas callejeras desde octubre de 2019, cuando manifestantes opositores se movilizaron para exigir la renuncia del entonces presidente Evo Morales, al que acusaron de haber montado un fraude electoral para relegirse por cuarta vez.

La detención de Áñez por el supuesto golpe de Estado contra Evo Morales reavivó la tensión política en el país, con llamados a protestas en la capital económica y bastión de la oposición. La expresidenta interina está acusada de sedición, terrorismo y conspiración durante la crisis política que acabó con casi 14 años de mandato del izquierdista Morales.

Dirigentes opositores convocaron a manifestaciones contra la captura de Áñez, presidenta transitoria (2019-2020), y dos de sus ministros en la ciudad de Santa Cruz, situada 900 km al este de La Paz.

Stello Cochamanidi, segundo vicepresidente del Comité Cívico de Santa Cruz, un poderoso grupo civil-empresarial de derecha, dijo que esperan una gran afluencia en una concentración en la plaza Cristo Redentor, lugar emblemático del movimiento derechista.

Exministra busca refugio en Perú

Mientras, la Cancillería peruana informó que evalúa una solicitud de refugio presentada por Roxana Lizárraga, exministra de Comunicaciones del gobierno de Áñez. Una petición similar fue presentada en favor de la empresaria activista venezolana de derechos humanos radicada en Bolivia, María Molina.

Añez fue conducida a un cárcel de mujeres en La Paz y dos de sus exministros fueron llevados a otro penal. Los tres enfrentan cargos de terrorismo y sedición en la crisis que precipitó la salida de Morales.

Una jueza ordenó prisión preventiva por cuatro meses para todos, mientras avanzan las investigaciones y el Ministerio Publico sustenta su acusación. Otra treintena de dirigentes cívicos, exjefes militares y exministros son buscados por la policía por participar en el supuesto “golpe de Estado”.

En tanto, el ministro de gobierno Iván Lima anunció otros cuatro procesos contra Añez y negó que haya persecución. “Vamos a presentar demandas por corrupción y masacres y la imputada (Áñez) no tiene privilegio constitucional para un juicio de responsabilidades”, dijo.

Áñez denunció arbitrariedades en su detención y ha pedido un juicio de caso de corte por su condición de expresidenta.

 

Fuente: dw.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba