Bolivia solicita a Brasil la extradición de un exministro de Áñez acusado de querer matar a Arce

El Ejecutivo de Bolivia confirmó este miércoles que ya se solicitó ante la Justicia de Brasil la extradición de Fernando López Julio, ministro de Defensa durante la administración de facto de Jeanine Áñez, por su presunta responsabilidad en el aparente intento de “magnicidio” contra el actual jefe de Estado, Luis Arce.

Este pedido es para que el implicado “pueda rendir cuentas a la Justicia boliviana”, dijo Eduardo Del Castillo, actual ministro de Gobierno.

El lunes, el Gobierno plurinacional denunció públicamente que personas involucradas en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, antes habrían estado en La Paz, en las vísperas de las elecciones de octubre del 2020. La actual administración afirma que el objetivo de los mercenarios era atentar contra Arce, quien en ese momento se postulaba como candidato del Movimiento al Socialismo (MAS).

Una investigación periodística

De forma inicial, esta presunta conspiración había sido revelada por el medio The Intercept, que en junio publicó una extensa investigación donde se exponen posibles comunicaciones entre el ministro de Áñez y Joe Pereira, “un ex administrador civil del Ejército de EE.UU. que tenía su base en Bolivia en ese momento”.

El artículo señala que López habría estado dispuesto a recibir a miles de militares extranjeros para atacar al candidato ligado a Evo Morales. Igualmente, el plan nunca se concretó y Arce dirige las riendas de Bolivia desde su triunfo electoral.

Después de aquella publicación, el Gobierno boliviano añadió datos propios de Inteligencia y llegó a la conclusión de que, efectivamente, se había producido un plan para concretar un magnicidio en Bolivia.

Incluso difundió varios nombres de los sospechosos, que también están envueltos por el grave crimen contra el mandatario de Haití perpetrado de forma posterior, en 2021. Entre ellos, se destacan: Germán Alejandro Ribera García, Arcangel Pretel Ortiz y Antonio Intriago Valera.

Al respecto, el Ejecutivo detalló las fechas en que esas personas estuvieron en territorio boliviano. Sobre Germán Ribera, “quien aceptó haber participado del asesinato del presidente de Haití”, Del Castillo contó que “llegó a Bolivia dos días antes de las elecciones nacionales [de 2020]”. Y concluyó: “La intención principal de estos señores era acabar con la vida del presidente”.

Con este marco, resta por ver cómo responde la Justicia brasileña ante el pedido de extradición del Gobierno de Luis Arce.

 

Fuente: actualidad.rt.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba