Boca eliminó a River por penales y está en cuartos de final

Boca Juniors volvió a agigantarse una vez más en el duelo directo contra River Plate y se impuso por penales 4-1 después del 0-0 en el tiempo regular para meterse en los cuartos de final de la Copa Argentina.

De arranque el Xeneize salió a incomodar al Millonario en el partido con un juego físico, de corte rápido y con la tenencia de la pelota. En los primeros minutos puso la pelota en el área contraria e hizo trabajar a Franco Armani, mientras que Luis Advíncula demostró a qué vino con su primera subida hasta la línea de fondo.

Al cabo de la primera hora del encuentro, el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo le negó al de Marcelo Gallardo acercarse al área, aunque tampoco los de La Ribera fueron claros en el ataque y no causaron ningún daño más allá de causarle una acumulación de amarillas a los de Núñez: cuatro de los cuales tres eran de la defensa.

Más allá de todo, la oportunidad más clara para abrir el marcador la tuvieron los riverplatenses con un contraataque que finalizó con Braian Romero perdiéndose el gol abajo del arco y luego un remate elevado de Bruno Zuculini a los pocos segundos. Todo esto después de una gran jugada en la que Julián Álvarez le ganó en velocidad y dejó en el suelo a Carlos Izquierdoz.

Ya en el segundo tiempo, el Millonario pudo plasmar mejor su estilo de juego vertical antes del primer minuto con una subida de José Paradela y un pase atrás que finalizó con el remate de Romero tapado por Izquierdoz.

Los dirigidos por el Muñeco fueron mejorando su nivel conforme fue pasando el tiempo, aunque no duró demasiado hasta un nuevo bajón futbolístico del partido que se hizo muy disputado con muchas faltas.

En los últimos diez minutos, los cambios regeneraron las piernas y le dieron un poco de aire fresco a ambos equipos, mientras que Braian Romero estuvo cerca de marcar un golazo desde fuera del área con un derechazo que casi se clava en el ángulo tras el error en salida de Varela.

Sobre el final, el cansancio se hizo notar en la nula claridad de los pases mientras ambos equipos se prestaron la pelota con error propios hasta que se cumplió el tiempo más el agregado y todo quedó a merced de los penales.

En la definición desde los doce pasos, Marcos Rojo empezó con gol y luego Agustín Rossi le atajó a Julián Álvarez para marcar la diferencia de arranque, la cual se agrandó a dos de distancia con el fallo al arco de Braian Romero para que Izquierdos liquide todo y asegure el pase a cuartos de final de la Copa Argentina para chocar contra Patronato. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba