Barco de migrantes llegó a España tras largo viaje

Los 630 migrantes rescatados por el buque humanitario Aquarius desembarcaron ayer en el puerto español de Valencia, cerrando una semana de travesía por el Mediterráneo que avivó las tensiones entre países de Europa por su política migratoria.

Los migrantes estaban repartidos en tres barcos, el Aquarius y dos navíos italianos, que atracaron en forma escalonada desde el alba. Cuando entró al puerto el buque humanitario, fletado por la ONG francesa SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, fue recibido con ruidosos aplausos, mientras que en su cubierta los migrantes bailaron y cantaron.

Tras 1.500 km navegados, los migrantes, principalmente de países africanos, fueron recibidos en Valencia por un amplio dispositivo de más de 2.000 personas, entre voluntarios de Cruz Roja, médicos, intérpretes y policías.

“Esta situación no puede repetirse. (…) La inacción de Europa es criminal”, afirmó en rueda de prensa la directora general de SOS Méditerranée, Sophie Beau.

El Aquarius se vio obligado a navegar a España ante la negativa de Italia de permitirle atracar al buque, lo que sumió a la Unión Europea en una disputa diplomática.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba