El Banco de España pide estímulos fiscales sin abandonar la disciplina presupuestaria

MADRID.– El Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, confirmó el martes las buenas perspectivas de la economía nacional pero advirtió sobre riesgos, fundamentalmente desde el exterior, y animó al gobierno a aplicar estímulos fiscales y reducir los desequilibrios para favorecer el crecimiento.

Tras calificar de «favorables», las expectativas de la fase expansiva, el gobernador del banco central señala en la carta de presentación del informe de 2016 presentado el martes que en los últimos trimestres se han concretado una serie de riesgos que pueden afectar a la evolución de la economía.

Pese a que la entidad ve «necesario para culminar el proceso de consolidación presupuestaria» un tono restrictivo en política fiscal, considera que medidas fiscales contractivas y el alza del precio de petróleo podrían moderar el crecimiento, por lo que también anima al gobierno a aprobar políticas fiscales que lo impulsen.

«Una mejora de las perspectivas a medio plazo (…) requiere que el estímulo extraordinario que la política monetaria está proporcionando en la actualidad se vea apoyado por políticas nacionales que, en la esfera fiscal, aprovechen el margen de actuación disponible teniendo en cuenta las normas de disciplina presupuestaria», señala.

A más largo plazo, el Banco de España pide encarar los factores que limitan el alza del PIB, sobre todo, el elevado desempleo estructural, el envejecimiento de la población y un nivel de productividad «reducido».

En este sentido, pide de nuevo atacar la dualidad del mercado laboral, mejorar la política educativa y «determinar la relación deseada entre salarios y pensiones, y las vías para garantizar la suficiencia de ingresos del sistema».

Reuters

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba