Banca obtuvo $ 233 millones en utilidades en año de pandemia y reinvertirá ganancias para fortalecer solidez

La banca ecuatoriana ha tomado el camino de reinvertir las utilidades que alcanzó durante el 2020 para tratar de fortalecer su solidez y otorgar créditos que apoyen principalmente a las empresas.

El sector en el que compiten 24 bancos tuvo una reducción en sus ganancias, pero igual generó utilidades: 233 millones de dólares el año pasado. Eso representa una disminución del 62,2% frente al 2019, según la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca).

Durante ese periodo fiscal ninguno de los bancos se salvó de ver caer sus ganancias en medio de la pandemia. Los más afectados fueron las entidades pequeñas, que tuvieron una contracción de -125%, seguidas de los bancos grandes con -64,1% y de los medianos con -56,7%.

Julio José Prado, presidente ejecutivo de la Asobanca, dice que la caída del total de utilidades en el 2020 responde al fuerte shock económico que vivió el país. “La banca ecuatoriana no fue inmune a la crisis económica derivada de la pandemia del COVID- 19, que golpeó a gran número de actividades productivas a escala global”, refiere.

En un año de contracción de consumo, con un deterioro de cifras de empleo y menor demanda de crédito, Prado sostiene que la banca continuó colocando créditos y apoyando al sector productivo.

El monto total de utilidades de los bancos es uno de los más bajos registrados en la última década. La menor se había registrado el 2016 con $ 221,9 millones, cuando el PIB se contrajo por la caída en el precio del crudo. Más atrás, en el 2006, con menos bancos en el sistema, las utilidades bordeaban los $ 263 millones.

Del top de los cinco bancos más grandes, el Banco Pichincha logró utilidades por $ 50,1 millones; Banco Guayaquil, $ 33,3 millones; Banco Pacífico, $ 30 millones; Bolivariano, $ 29,7 millones; Internacional, $ 28,2 millones.

Prado refiere que la banca reinvertirá el 100% de las utilidades. “La reinversión permitirá mantener un nivel apropiado de colocación de crédito durante este año y fortalecer los niveles de provisiones”, dice.

Al igual que en otros sectores de la economía, la pandemia incidió negativamente en el primer semestre, pero el escenario comenzó a mejorar en los últimos meses del segundo semestre.

José Xavier Orellana, analista económico y socio de la firma BizBroker, sostiene que la banca está entre los sectores que reaccionaron rápida y efectivamente a la crisis causada por la pandemia.

El analista cree que al reinvertir la utilidades, la banca incrementa su patrimonio, lo que le permite la posibilidad de incrementar su cartera de crédito. “Recordemos que el sistema financiero presta vía depósitos a plazos (obligaciones) a los depositantes del país un múltiplo de sus patrimonios y en base a esos dineros crece la cartera de crédito, inversiones líquidas y activos fijos”, señala.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba