Azuay y Cañar flexibilizan restricciones tras el descenso de contagios de covid

Los cantones de Azuay Cañar flexibilizan las restricciones tras el descenso de contagios y de la demanda hospitalaria por covid-19. Unos lo hicieron a través de nuevas resoluciones y otros, como Cuenca, reformaron las ordenanzas.

Según las cifras epidemiológicas del Ministerio de Salud Pública, menos de 100 nuevos contagiados por semana se registran entre las dos provincias, pero casi todos se recuperan en sus casas y no llegan a las hospitalizaciones.

Para el intensivista cuencano Fernando Ortega, esto se debe al avance de la vacunación contra el covid-19 por parte del Ministerio y a la corresponsabilidad ciudadana.

Por estas nuevas condiciones, por ejemplo, el Concejo Cantonal de Cuenca reformó la Ordenanza que Regula las Medidas de Prevención, Contención y Mitigación por la Emergencia Sanitaria. Sin embargo, se mantiene el uso de la mascarilla obligatorio en los espacios públicos.

La normativa suaviza medidas, como la ampliación de los horarios de circulación vehicular y la apertura de actividades deportivassociales religiosas que estaban suspendidas, pero con límites en los aforos y aprobación de los planes de contingencia.

Esos cambios ya se observan en la ciudad. En el barrio Cayambe, las luces encendidas y guardias en las puertas de ingreso son señales de que los centros de tolerancia se reactivaron. En las noches se registra un importante movimiento de personas y vehículos.

Según la concejala, Marisol Peñaloza, las decisiones se tomaron con los informes técnicos de la Mesa de Salud y se busca una reactivación “sin que eso signifique una apertura total y sin restricciones. Es importante el control de los aforos y las medidas de bioseguridad”.

En el caso de la movilidad se amplió la circulación de vehículos de 05:00 a 02:00, los centros de entrenamiento laborarán con un aforo del 50%, los turísticos con el 75% y se permiten los encuentros grupales en canchas y parques.

Para Ortega, es necesario que los COE cantonales evalúen las actividades que son útiles para la reactivación y controlen las medidas de bioseguridad como los espacios ventilados y mascarilla.

Además, recomendó que para los eventos de concentración masiva se exija a los asistentes la vacunación completa y el uso de mascarilla. “Esto debe ser un requisito, como ocurre en otros países”.

Los cantones de PauteGualaceoChordeleg Santa Isabel también liberaron algunas restricciones. Pero los COE cantonales esperarán más tiempo para analizar el comportamiento del virus en la población y reformar sus ordenanzas vigentes.

Aunque en los cuatro cantones ya funcionan los baresdiscotecascentros de tolerancia y balnearios. En Gualaceo se nota ese dinamismo económico al recorrer los mercados, plazas y centros comerciales. En esos espacios se reúnen a diario familias o amigos.

El Municipio adelanta la planificación de eventos masivos como el tradicional Pase del Niño Viajero, que se realiza cada 24 de diciembre y que recorre las calles céntricas.

En Paute, las familias han retomado las reuniones en los parques. Para mañana está previsto un encuentro de 500 motociclistas, un concierto de rock y una feria gastronómica, autorizados por el Municipio como parte de la reactivación económica del cantón.

Según el alcalde, Raúl Delgado, para esta reapertura de actividades se consideró el avance de vacunación en el cantón y los escasos casos de personas enfermas con el virus.

Según el Vacunómetro del Ministerio, hasta ayer se había inmunizado a 22 916 personas con la primera dosis y 18 501 con la segunda.

El COE de Santa Isabel también autorizó el desarrollo de sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Merced. La agenda incluye actividades culturales, ferias y competencias deportivas. Por ejemplo, el próximo viernes habrá una misa campal y el 25 y 24 la Expo Feria, festival de juegos tradicionales y una caravana cultural en el parque central.

El COE también incrementó los aforos en el transporte, las actividades comerciales, servicios y restaurantes al 75%. Pero el consumo de bebidas alcohólicas sigue prohibido en todo momento.

En la provincia de Cañar ocurre algo similar. El COE de Azogues dio paso a la apertura de negocios y actividades que estaban restringidas, como los centros nocturnosgimnasioscrossfitcentros de convenciones y salones de eventos.

Estos negocios pueden funcionar con el 50% de aforo en lugares cerrados y el 75% en abiertos. Pero se mantiene la prohibición de consumo de licor en todo el cantón.

El organismo de emergencia exhortó a las entidades públicas privadas a solicitar, como requisito, el carné de vacunación con el esquema completo, para ingresar a los establecimientos. Además, hizo un llamado a la ciudadanía a mantener el autocuidado.

En cantones pequeños de Azuay Cañar como OñaNabónGuachapalaSuscal Déleg las actividades se han retomado sin mayores contratiempos. Estos territorios no cuentan con centros de diversión nocturnos y en el día casi no se reportan aglomeraciones.

 

Fuente: El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba