DestacadoPolítica

Autoridades del CNE señalan que no se puede detener la impresión de las papeletas para los comicios

El Consejo Nacional Electoral (CNE) entregó al alcalde de Quito, Jorge Yunda, el protocolo de bioseguridad para la prevención del covid-19 en la campaña de las elecciones generales. El evento se cumplió en el Teatro Capitol, en el centro de la urbe, este viernes 8 de enero del 2021.

El acto de entrega se cumplió, nueve días después del inicio de la campaña. En la normativa se establece que las dos únicas formas de actividad proselitista presencial son las caminatas y caravanas. Los candidatos y ciudadanos que participen en esas jornadas deberán usar obligatoriamente una mascarilla médica quirúrgica y mantener el distanciamiento de dos metros.

Diana Atamaint, presidenta del CNE, recordó que el protocolo fue aprobado por el Pleno del ente electoral y por el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE). Además, se contó con el acompañamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Enrique Pita, vicepresidente del CNE, manifestó que el protocolo busca sensibilizar a los políticos y a la ciudadanía sobre la necesidad de tomar medidas para evitar contagios.

Al finalizar el evento, Atamaint dio un balance sobre la impresión de las papeletas, a cargo del Instituto Geográfico Militar (IGM). Aseguró que ya se imprimió el 100% de las boletas de asambleístas en el exterior. Mientras que la papeleta de legisladores nacionales registra un avance del 62%.

La funcionaria agregó que la papeleta presidencial tiene un 14% de avance. Sin embargo, mencionó que aún no se imprimen las papeletas para el Parlamento Andino, pues aún restan recursos pendientes por resolver en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Pita y Atamaint aseguraron que no se puede detener la impresión de las papeletas, pues a partir del 18 de enero se empezarán a enviar los paquetes electorales al exterior.

Sobre la sentencia de primera instancia del TCE que pide su destitución y la de otros tres consejeros, Atamaint dijo que “en el supuesto no consentido” que eso ocurriera, lo que sucedería es la suspensión de las elecciones y el incumplimiento de la posesión de autoridades. “Esto significaría que el país se queda sin la Función Ejecutiva y Legislativa y quedaríamos en indefensión”, declaró Atamaint.

Pita mencionó que si son cesados, esos cuatro puestos tendrían que ser asumidos por los consejeros suplentes y les correspondería “asumir la responsabilidad de permitir la inscripción de los candidatos de Justicia Social”, lo que interrumpiría el proceso que está en marcha. “Esto echaría abajo todo el proceso institucional del país, si no tenemos Presidente el 24 de mayo y días anteriores la Asamblea el país entra en un caos democrático inexplicable”.

Fuente: EL COMERCIO 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba