Salud

australianos luchan contra el cambio climático

La población indígena australiana, que ha mantenido sus tierras durante milenios, se ha convertido en la última línea de defensa en la lucha contra una de las minas de carbón más grandes del mundo.

Cuando recientemente Murrawah Johnson llegó a Townsville, no podía creer lo que veía. A las puertas de la Gran Barrera de Coral australiana le sorprendieron dos carteles enormes publicitando al grupo Adani, el gigante minero indio que pretende construir una mina de 450 kilómetros cuadrados de carbón en sus proximidades.

ohnson se encontraba en Townsville para dar un discurso de apertura en la conferencia más grande de Australia sobre el «native title” (derecho indígena): el mecanismo legal a través del cual los pueblos indígenas australianos pueden reclamar la propiedad de las tierras ancestrales que han ocupado durante más de 60.000 años. Casualmente, Johnson es miembro y portavoz del Consejo de Familia del pueblo indígena Wangan y Jagalingou (W&J), que reclama el derecho sobre la tierra, que Adani quiere excavar en busca de carbón.

Aunque fue a la escuela en la ciudad costera, la joven de 22 años regresa ahora a Townsville como «saboteadora” en sentido figurativo. «Mi nombre es sinónimo de un no a Adani”, dice a DW.

Ubicada en la costa tropical del norte del estado australiano de Queensland, la ciudad de Townsville se encuentra en el epicentro de los esfuerzos para construir la mina de carbón Carmichael (que tendrá un coste de cerca de 14.1 mil millones de euros) en la cercana cuenca de Galilea. Será una de las minas de carbón más grandes del mundo.

El argumento principal es la creación de empleo. La otra cara de la moneda son las emisiones de CO2 esperadas. Duplicar las exportaciones de carbón de Queensland también bombeará 120 millones de toneladas más de CO2 a la atmósfera terrestre anualmente y empeorará el calentamiento global que ya amenaza la Gran Barrera de Coral. Asimismo, la industria del turismo, que es el motor económico de la región, también sufrirá según ecologistas comoBob Brown, ex diputado del Partido Verde de Australia.

Fuente: DW

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar