ATM respalda la circulación de buses eléctricos en la ciudad.

Con una fase de prueba piloto, la Compañía de transporte urbano “Santiago de Guayaquil”, inicia la posibilidad de incorporar a su flota de buses, la operación de unidades eléctricas. Razón que la convertiría en la segunda en dar este salto tecnológico dentro de la urbe.

A partir del 15 de octubre, los transportistas de la cooperativa, iniciarán las pruebas haciendo sus recorridos habituales en un bus asignado por la empresa dedicada a la venta de vehículos eléctricos, donde esperan determinar los costos operativos y la viabilidad del proyecto, que se presenta atractivo para la recuperación sostenible y los compromisos de descarbonización.

Desde la Municipalidad de Guayaquil, a través de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM), se respalda esa acción que aporta a la implementación de la electromovilidad en el transporte público.

“La ATM impulsa enérgicamente la necesidad del cambio de vehículos de combustión interna por transporte eléctrico. Por ello, hemos recibido la invitación de la empresa privada con agrado. En esta fase de prueba esperamos conocer las características de este tipo de unidades que como primer beneficio nos ofrece una transición hacia energías limpias.” Asegura el Ing. Fernando Amador, director de transporte de la ATM

Por su parte, Marcelo López, Gerente General de la empresa que comercializa las unidades, anuncia lo siguiente: “Estamos en conversación con otras operadoras para que al momento de reponer las unidades lo hagan por unidades eléctricas debido a la diferencia sustancial de costos, ahorro y sustentabilidad”.

López agrega que esta prueba es parte de una primera fase en la que se le está otorgando un comodato a las cooperativas que se encuentren interesadas. El objetivo es que poco a poco el consumo de vehículos eléctricos vaya ganando espacio en el mercado. En este contexto se espera adquirir 200 unidades hasta el 2025.

Según Francisco Heredia, responsable de los buses eléctricos en la concesionaria, indica que hay muchos beneficios que hacen sustentable el cambio a la movilidad eléctrica como son: ahorros de mantenimiento significativos de aproximadamente 40%, unidades con todos los dispositivos de seguridad implementados, cámaras en todas las entradas en el interior del bus, servicio wifi y puertos usb para la carga de batería de
celulares.

En cuanto a la recarga del vehículo, con una carga estándar del 80% se puede circular 60km constantes con aire acondicionado encendido todo el día. El tiempo de carga es de 5 horas, que se realizaría al final de cada jornada

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba