Atlético de Madrid consiguió un triunfo agónico ante Espanyol

Después de la eliminación en cuartos de final de la Champions League a manos de Manchester City, Atlético de Madrid volvió al ruedo en La Liga con un triunfo sobre Espanyol gracias a un doblete de Yannick Carrasco.

El uruguayo Leandro Cabrera tuvo la primera ocasión del partido para el conjunto visitante con un cabezazo en el primer palo tras un tiro de esquina desde la izquierda que obligó a una buena tapada de Jan Oblak.

El equipo de Diego Simeone careció de ideas para lastimar a su rival durante una primera mitad sin emociones y la única aproximación peligrosa fue después de un pase largo de Geoffrey Kondogbia y una corrida en solitario de Joao Félix, quien definió desviado cuando se encontró frente al portero Diego López.

El Cholo realizó tres cambios en el entretiempo: Thomas Lemar y Félix tuvieron que salir con molestias musculares para los ingresos de Yannick Carrasco y Antoine Griezmann, mientras que Matheus Cunha reemplazó a Sime Vrsaljko para darle más peso al equipo en ataque.

Oblak volvió a aparecer para evitar la apertura del marcador por parte de Sergi Darder y en el contragolpe llegó el 1-0 para el Atleti con una asistencia de Cunha y una buena definición de Carrasco.

El gol le dio tranquilidad a los dueños de casa, pero no pudieron aumentar la ventaja y Oblak se lució nuevamente para evitar el empate de Raúl de Tomás, quien tuvo revancha un par de minutos más tarde para anotar de tiro libre, después de una mano de Kondogbia que le costó la segunda amonestación y, por ende, la expulsión.

Rodrigo De Paul ingresó en lugar de Ángel Correa para intentar recuperar la ventaja, Luis Suárez se quedó en el banco de suplentes, y finalmente el triunfo llegó con un penal agónico ejecutado por Carrasco.

Atlético de Madrid alcanza la línea de Barcelona y Sevilla con 60 puntos cuando restan seis fechas para el cierre del torneo, en su lucha por clasificar a la próxima Champions League. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba