Asamblea no censuró a excanciller María Fernanda Espinosa

No hubo los 92 votos requeridos. Pasadas las 20:00 de este miércoles 5 de junio del 2019, el Pleno de la Asamblea votó en el juicio político contra la excanciller María Fernanda Espinosa, por supuesto incumplimiento de funciones. 86 legisladores se pronunciaron a favor de su censura, dos en contra y 36 se abstuvieron, con lo que la exfuncionaria quedó absuelta.

Nueve horas tomó a la Asamblea el análisis del juicio político en contra de la excanciller María Fernanda Espinosa que terminó sin una censura, como buscaban asambleístas de Creo y del Partido Social Cristiano (PSC).

En el interior del Pleno hubo 87 votos a favor, de los 92 que se necesitaban; dos asambleístas votaron en contra y 36 de ellos se abstuvieron. En total 125 asambleístas estuvieron presentes.

Desde el grupo del correísmo, Franklin Samaniego y Doris Soliz, el argumento fue que el proceso respondía a una persecución política en contra de la exfuncionaria. 

En eso también concordaron Silvia Salgado y José Serrano, del bloque de Alianza País y aliados. Ellos votaron en contra, mientras el resto de la bancada se dividió entre el apoyo y la abstención.

“No hay argumentos jurídicos o políticos en contra de la excanciller. Aquí hay una consigna de someter nuevamente a nuestro país soberano a la voluntad del orden mundial y la de denigrar como ya se viene haciendo con muchos exfuncionarios del anterior Gobierno debido a su ideología y a su postura política”, dijo Serrano.

El análisis del juicio político arrancó cerca de las 11:00, cuando en el hemiciclo estaban 122 asambleístas después de cuatro pedidos de cambiar el orden del día por parte de legisladores del correísmo y de Creo.

Al Prosecretario de la Asamblea le tomó poco más de dos horas leer el informe de 113 páginas en el que la Comisión de Fiscalización recomendaba que sea censurada.

Para defenderse Espinosa apareció en una videoconferencia en las pantallas del Pleno y se desconectó antes de que su caso se resolviera, a las 20:00, luego de que participaran 16 asambleístas.

“¿Se me escucha bien?”, preguntó la exfuncionaria, ajena a las críticas que provocó en la oposición por haber optado para defenderse mediante videoconferencia.

Aunque la comunicación fue nítida y no hubo interrupciones, Cristina Reyes (PSC) y Fernando Flores (Creo) le increparon por no haber acudido personalmente a “dar la cara” a la interpelación que ellos impulsaron en su contra.

Reyes y Flores, en calidad de interpelantes, le exigieron que rinda cuentas sobre sus actuaciones frente a la crisis de seguridad en la frontera norte, el año pasado, y la entrega de la nacionalidad ecuatoriana al hacker australiano Julian Assange, en el 2017.

También la acusaron de desatender a los migrantes ecuatorianos que residen en Venezuela “por afinidades ideológicas” con el Régimen de Nicolás Maduro.

Espinosa se sentó frente a una cámara, vistiendo un traje gris, mientras a sus espaldas se veían libros y dos emblemas a pequeña escala de este organismo internacional.

La excanciller solicitó comparecer vía Skype debido a que actualmente se desempeña como Presidenta de la Asamblea General de Naciones Unidas con sede en Nueva York, Estados Unidos.

“Acudo con mucho pesar y desconcierto como una víctima más del odio y la persecución”, manifestó al arrancar su intervención.

Espinosa restó validez al informe de la Comisión de Fiscalización que recomendó al Pleno una censura en su contra y sostuvo que no se analizaron los argumentos que ella remitió por escrito a mediados de mayo pasado.

Se tomó dos horas y 15 minutos para presentar sus descargos al Pleno, y pedir el archivo de la causa.

Espinosa atribuyó el proceso en su contra al “odio, la persecución y la revancha”. También habló de un “linchamiento mediático” en su contra.

Pero el hecho de que Espinosa dijera, además, que se la persigue por su condición de mujer fue rechazado duramente por Reyes, desde su curul.

“Qué vergüenza y mediocridad de declaración, decir que se la persigue por ser mujer. Usted no es perseguida, usted ha sido requerida por este Parlamento por incumplimiento de funciones”, señaló la legisladora.

Reyes también acusó a Salgado de “servil de varios tiranos latinoamericanos” y eso provocó que desde el bloque de Alianza País y sus aliados la socialista Silvia Salgado le exigiera respeto, mientras en la pantalla Espinosa esbozaba una sonrisa.

“¡Las pruebas son contundentes! Corresponde su censura y además este expediente debe ser remitido a la Fiscalía”, enfatizó la asambleísta del PSC.

Este es el primer juicio político en llegar al Pleno durante la administración de César Litardo (AP), quien fue electo como Presidente el 16 de mayo pasado para el período 2019-2021.

“No es posible que este juicio político se haya tardado más de un año en llegar al Pleno. Esperemos que esto no siga sucediendo”, manifestó el legislador independiente Raúl Tello.

César Solórzano (PSP) y Patricio Donoso (Creo) primero y segundo vicepresidentes, respectivamente, se encargaron de conducir el debate. Litardo estuvo al momento de la votación.

El proceso de interpelación contra Espinosa coincidió con la fecha en la que ella fue electa como Presidenta de la Asamblea de la ONU, hace un año, un cargo que expertos diplomáticos catalogan de simbólico.

 

Fuente: ElComercio.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba