Ricardo «Bocha» Armendáriz: «Fracaso de Ecuador Sub 23»

Nuestra participación fue lamentable, la peor perfomance que se recuerde, perdimos los cuatro partidos, nos anotaron nueve goles y no conseguimos un gol en 360 minutos jugados.

Célico se lavó las manos como Pilatos, echándole la culpa a la dirigencia de su fracaso. Cuando se pierde tan feo no hay excusa que valga y uno queda mejor cuando asume el fracaso en primera persona y no desvía la atención en terceros. Tuvo tiempo para preparar la Selección y lograr una buena perfomance, su primer mensaje fue que iba a ser Campeón Preolimpico y ahora que fracasa le endilga la responsabilidad a los dirigentes; Egas que fue su patrón en Católica lo protege de la critica diciendo que le faltaron jugadores, pero hay que recordarle a Célico que contó con 5 jugadores titulares del Independiente Campeón de la Sudamericana, mas Ramirez golero Campeón Sudamericano Sub 20 que jugo en Europa, Cortéz titular de la U Católica, la maquina Quinteros y Vallecilla comprados por Barcelona, Jordy Alcivar de Liga, etc. Todos buenos jugadores, pero Célico jamas le dio a su equipo un funcionamiento adecuado, sin variantes ofensivas y con una estructura defensiva totalmente endeble.

Vive empecinado creyendo que Rezabala es un gran conductor y en su análisis no se da cuenta que este chico no creo una jugada de gol en todo el campeonato y su aporte defensivo es nulo, creando una descompensacion tremenda en la mitad de la cancha.

El fútbol es de dos fases, cuando ataco tengo que ser profundo y llegar con muchos jugadores al área rival, pero debo equilibrar correctamente la mitad de cancha para ganar los rebotes defensivos y no ser sorprendidos en inferioridad numérica, eso se llama equilibrio, y por el lado de Celico esa palabra no existe, ataca mal porque no hay buena elaboración y son pocas las oportunidades de gol que tienen sus delanteros y defiende peor porque al quedar descompensado el medio sufre la defensa que queda expuesta por todos los flancos.