ArtículoarticuloArticulos

Isaac Cohen: TRES ESCENARIOS

Los mayores bancos de Estados Unidos, cada año, son sometidos por el banco central a “pruebas de tensión,” para determinar cómo responderán a condiciones económicas y financieras adversas. Las pruebas comenzaron durante la Gran Recesión, con las primeras llevadas a cabo en 2009, en medio de la crisis financiera.

Este año, las pruebas de tensión ocurrirán, otra vez, en medio de la incertidumbre y la recesión causadas por la pandemia. Por ende, esta función supervisora de la Reserva Federal ha sido modificada para tener en cuenta la abrupta caída en las condiciones económicas que comenzó en marzo.

La semana pasada, el Vicepresidente de la Reserva Federal  encargado de supervisión Randall K. Quarles anunció las modificaciones a las pruebas de tensión de este año, en medio de lo que describió como “este tiempo de incertidumbre extrema.”

https://www.federalreserve.gov/newsevents/speech/quarles20200619a.htm

Entre varias incógnitas, el Vicepresidente Quarles identificó el paso de la reapertura, cómo se comportarán los consumidores y si se necesitará otra ronda de contención. Mirando hacia adelante, el nuevo enfoque llamado “análisis de sensibilidad” considera tres escenarios plausibles, basados en las predicciones de muchos pronosticadores.

  • Primero, una reactivación rápida en forma de V que recupera mucha de la producción y del empleo perdidos hacia fin de año.
  • Segundo, una reactivación más lenta, en forma de U, la cual sólo recupera una porción de las pérdidas de producción y de empleo de 2020.
  • Tercero, una recesión de doble caída, en forma de W, con una reactivación breve seguida de una caída severa hacia fin de año, debida a una segunda ola de medidas de contención.

Los resultados agregados del “análisis de sensibilidad” para todos los bancos serán anunciados el próximo jueves.

INGLÉS

The largest banks of the United States, every year, are submitted by the central bank to “stress tests,” to determine how they will respond to adverse financial and economic conditions. The tests started during the Great Recession, with the first carried out in 2009, in the middle of the financial crisis.

This year’s stress tests will be carried out, again, in the middle of the uncertainty and the recession caused by the pandemic. Therefore, this Federal Reserve oversight function has been modified to take into account the abrupt fall in economic conditions which started in March.

Last week, the Federal Reserve Vice Chair for Supervision Randall K. Quarles announced the modifications to this year’s stress tests, in the middle of what he described as “this time of extreme uncertainty.”

https://www.federalreserve.gov/newsevents/speech/quarles20200619a.htm

Among several unknowns, Vice Chair Quarles identified the pace of the reopening, how consumers will behave and if another round of containment will be required. The new forward-looking approach, called “sensitivity analysis,” considers three plausible scenarios, based on the predictions of many forecasters.

  • First, a rapid V-shaped recovery that regains much of the output and employment lost by the end of this year;
  • Second, a slower, U-shaped recovery in which only a small share of lost output and employment is regained in 2020;
  • Third, a W-shaped double dip recession with a short-lived recovery followed by a severe drop in activity later this year, due to a second wave of containment measures.

Aggregated results of the “sensitivity analysis” for all banks will be announced next Thursday.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar