Isaac Cohen: SEÑALES CRUZADAS

Las cifras positivas sobre el empleo en Estados Unidos, divulgadas el viernes pasado por el Departamento de Trabajo, apoyan una visión optimista de una década de expansión económica, si esas fueran las únicas cifras. La creación de empleo en Septiembre fue de 136,000 nuevos puestos de trabajo, menos que el promedio mensual de 161,000 creados en lo que va de este año y debajo del promedio mensual de 223,000 creados el año pasado.

Esto es evidencia de desaceleración, porque hubo sectores que registraron pérdidas de empleos, tales como la manufactura, menos de 2,000, o los bienes durables, menos de 4,000. Así lo confirma también la caída a 47.8, registrada en el índice de producción de manufacturas del Instituto de Administración del Abastecimiento, el cual debajo de 50 indica contracción. Aún así, el desempleo disminuyó a 4.8 por ciento entre quienes no tienen diploma de secundaria, así como también disminuyó a 3.9 por ciento el desempleo entre los trabajadores hispanos y a 3.0 por ciento entre los hombres hispanos.

Las pérdidas de empleo en la manufactura y los bienes durables pueden ser atribuidas a las políticas proteccionistas practicadas por la Casa Blanca. Asimismo, los trabajadores todavía tienen que ver los beneficios de la expansión, porque los aumentos salariales disminuyeron 2.9 por ciento en septiembre, desde 3.2 por ciento en agosto. Además, persiste el enigma de porqué los salarios no han aumentado, a pesar de las quejas de los empleadores que está volviéndose difícil contratar nuevos trabajadores, mientras que la inflación sigue obstinada debajo del objetivo de 2 por ciento del banco central.

INGLÉS

The positive figures on employment in the United States, released by the Labor Department last Friday, support an optimistic view of a decade old economic expansion, if these were the only figures. Job creation in September was 136,000 new, non agricultural jobs, less than the monthly average of 161,000 created thus far this year and also under the monthly average of 223,000 created last year.

This is evidence of a slowdown, because there were sectors which registered job losses, such as manufacturing, less than 2,000, or durable goods, less than 4,000. Also, it confirms the drop to 47.8 registered in the Institute of Supply Management index of manufacturing production, which under 50 indicates contraction. Even so, unemployment decreased to 4.8 percent among those who do not have a high school degree, while among Hispanic workers unemployment also decreased by 0.3 percent to 3.9 percent and to 3.0 percent among Hispanic men.

The job losses in manufacturing and durable goods can be attributed to the protectionist policies practiced by the White House. Also, workers still have to see the benefits from the expansion, because salary increases fell to 2.9 percent in September, from 3.2 percent in August. Additionally, the enigma remains of why salaries have not increased, despite the complaints from employers that hiring new workers is becoming more difficult, while inflation remains obstinate below the 2 percent objective of the central bank.