Isaac Cohen: FUERZA LABORAL

Las cifras positivas de empleo divulgadas la semana pasada contenían una causa de preocupación. En Estados Unidos en abril, la tasa de participación en la fuerza laboral, el porcentaje de personas mayores de 16 años que están empleadas o buscando trabajo, descendió por segundo mes consecutivo a 62.8 por ciento, desde 63 por ciento en marzo. Lo cual contribuyó a reducir el desempleo a 3.6 por ciento, la tasa más baja en 50 años. Pero la participación de la población en la fuerza laboral también llegó al nivel más bajo en 50 años. Por ende, el número de personas en la fuerza laboral hoy es 2.3 millones menor que el nivel alcanzado hace 20 años.

Después de rezagarse durante nueve años, en abril, el salario promedio por hora aumentó 3.2 por ciento desde el año pasado, el noveno mes consecutivo de aumentos superiores a 3 por ciento. Ante la apretura del mercado laboral, la aceleración del empleo y de los salarios benefició a los menos educados, el peldaño más bajo de la escala laboral, empleados mayormente en la agricultura, la construcción y el entretenimiento. Los salarios en esos sectores se han beneficiado de los aumentos en el salario mínimo estatal y local, superiores al nivel federal estancado en $7.25 la hora durante los últimos 10 años, contribuyendo al promedio nacional en 2019 de casi $12 por hora.

Es muy temprano para saber si este mejoramiento en los salarios mínimos contribuirá a estimular el ingreso de nuevos trabajadores a la fuerza laboral, para contrarrestar la baja natalidad y el envejecimiento de la población, el retiro de los nacidos a mediados del siglo pasado y la escasez de inmigrantes.

INGLÉS

The positive employment figures released last week by the Labor Department contained a cause for concern. In the United States in April, the labor force participation rate, the percentage of persons 16 years or older who are employed or looking for work, fell for the second consecutive month to 62.8 percent, from 63 percent in March. This contributed to push down unemployment to 3.6 percent, the lowest rate in 50 years. But the participation of the population in the labor force also reached the lowest level since the early sixties. Therefore, the number of persons in the labor force today is 2.3 million lower than the level reached 20 years ago.

After lagging for nine years, in April, average hourly earnings increased 3.2 percent from a year earlier, the ninth consecutive month of an increase of more than 3 percent. As the labor market tightened, faster job and wage growth benefitted those with less education, the bottom of the labor force, employed mostly in agriculture, construction and entertainment. Salaries in these sectors have benefitted from increases in the minimum wage at the state and local levels, above the federal level, stuck at $7.25 an hour for the last 10 year and, contributing to a national average in 2019 of almost $12 an hour.

It is too early to know if this improvement in the minimum wage will contribute to pull more workers into the labor force, to compensate for the low birth rate and the aging population, the retirement of the baby boomers and the shortage of immigrants.