La historia no está grabada en piedra

La mayoría de historiadores de provincias serranas están equivocados al creer que la historia está grabada en piedra. Defienden a como dé lugar lo escrito por sus antecesores y ellos mismos; se sienten ofendidos cuando hay otra interpretación. Piensan ser dueños de la verdad histórica. Desde los noventa me di cuenta de que la historia ecuatoriana estaba manipulada, ellos me han cuestionado, considerándome divisionista, y me llenan de calificativos; uno afirma que soy su enemigo. No es así. Fui invitado a escribir un ensayo para la revista Cultura del Banco Central, escogí una nueva interpretación de la Revolución Juliana; fue bloqueado y por meses no se publicó. Hubo medios de comunicación que se unieron a la cruzada y logró salir a la luz.

En Estados Unidos hay evaluaciones anuales y cada cinco años los historiadores, con base en nuevas evidencias, revisan la historia. La cadena de televisión C-Span valoriza la gestión presidencial a base de parámetros como: persuasión pública, liderazgo frente a la crisis, gestión económica, autoridad moral, relaciones internacionales, habilidades administrativas, relaciones con el Congreso, búsqueda de justicia para todos, entre otros. Invito ingresar a: https://www.c-span.org/presidentsurvey2017/?page=overall. La ubicación no se mantiene fija, salvo excepciones. Por ejemplo, desde el 2000 los historiadores mantienen a Abraham Lincoln en primer puesto; Ronald Reagan, cayó del 9 al 11.

De continuo se encuentran nuevas evidencias que obligan a modificar la vida de los personajes; el público debe conocerlas. Pondré dos ejemplos. Sobre José de Antepara todos conocen que su estatua está en la Columna de los Próceres del parque Centenario, pero hay muy poco escrito sobre él; lo probé en la edición de MP275. Si se conociera lo hecho por él y se hiciera una encuesta para elegir los tres próceres más importantes de Guayaquil, Antepara estaría entre ellos. En la biografía de Olmedo se afirma que propuso la abolición de las mitas en Cádiz. Quien lo hizo fue Florencio Castillo de Costa Rica. Olmedo apoyó la moción y dio su fogoso discurso.

https://www.expreso.ec/opinion/columnas/la-historia-no-esta-grabada-en-piedra-MN2609529