Gabriel Solórzano: «Al fin los árbitros en Ecuador no serán la última rueda del coche»

La Liga Profesional en el Ecuador sigue estableciendo bases en nuestro fútbol para tratar de mejorar aspectos que nos pueden llevar a tener un progreso y dar el salto de calidad.


Días atrás Miguel Ángel Loor (Presidente Liga Pro) realizó una rueda de prensa con Luis Muentes , el anuncio al país fue darle estabilidad y cambiar de manera rotunda los sueldos y la forma de pago a los árbitros.

Además, tendrán un pago por juego arbitrado, que será calificado en una tabla y de acuerdo a la calificación el rubro aumentará o disminuirá», anunció Loor, y continuó: «Antes los viáticos los cancelaban los clubes, situación que no puede ser, pero de ahora en adelante los pagará la LigaPro». Adicional, el directivo indicó que proveerán de herramientas tecnológicas y capacitaciones que sean requeridos por los árbitros.

La tabla de como se pagará a los árbitros:
Arbitro Central FIFA 

1era A

$1.500 sueldo

$350 viatico

$750 honorario por partido

Asistente FIFA

1era A$1200 sueldo

$350 viatico

$650 honorario por partido

Centrales de 1era B

$1000 sueldo
$350 viatico

$550 honorario por partido

Asistentes de 1era B

$700 sueldo

$350 viatico

$450 honorario por partido

Sin duda alguna es un paso histórico en el fútbol ecuatoriano, los árbitros eran la última rueda del coche con sueldos poco razonables para un espectáculo deportivo donde se manejan millones de dólares.


Los árbitros no eran profesionales y no se dedicaban al 100% debido a que tenían que compensar su sueldo con otro trabajo, de lunes a viernes laboraban en su negocio propio u otra empresa y los fines de semana pitaban primera A y B del Ecuador, «el famoso cachueleo» era el pan de cada día, mes y año en un fútbol que está en decadencia.


Como un Chiro le puede pitar a 22 millonarios jugadores parados en la cancha, donde está la autoridad y el respeto…. Como un árbitro puede estar preparado para la competencia si no tiene las herramientas y preparación necesaria y sobre todo su mente está en otro lado debido a que pitaban incluso teniendo 5 meses impagos.


Hay que educar a la gente que sin árbitros el fútbol se convierte en un simple peloteo de barrio, ellos son autoridad  sin los árbitros simplemente no existe el fútbol profesional.


Ahora todo cambia, la presión y la exigencia si estará sobre los hombros de los árbitros, hay estabilidad, pagos al día, por ende el compromiso a cometer menos errores debe ser constante.


Esperemos que sea el inicio y la base de muchos cambios positivos para mejorar y potenciar el fútbol ecuatoriano.