Gonzalo Cucalón: ¿Cuáles son las repercusiones del aumento de tasas de interés en los Estados Unidos?

Desde septiembre las acciones de los gigantes tecnológicos Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google (FAANG) han caído entre un 15% y 25%, después de muchos años en que estas acciones solo han subido, uniéndose a las bajas de precio en el mercado petrolero y en los mercados emergentes. Esta tendencia va de la mano con el aumento de la tasa de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que como siempre hemos advertido tiene repercusiones macroeconómicas a nivel global.

De esta manera, el aumento de tasas de interés se ha convertido en una de las noticias económicas mas importantes de este 2018, por sobre los miedos a una guerra comercial o el Brexit. ¿Por qué? Se debe a que un aumento en las tasas de interés hace más caro pedir prestado dinero tanto para inversionistas como para especuladores. Entonces, la liquidez de los mercados baja, lo que conlleva también que el precio de estos activos baje, por lo menos de manera temporal, de la misma manera que un aumento de tasas de interés deprime el mercado de la construcción porque se encarece el crédito.

Para sorpresa de muchos, esto también tiene repercusiones también en el mercado petrolero, ya que restringe la cantidad de dinero que circula en él y causa una tendencia a la baja en el precio, por lo menos en el cortísimo plazo. A mediano plazo, hay variables más importantes, como la decisión de Arabia Saudita sobre el rumbo de su producción petrolera.

Los flujos de inversión extranjera hacia los países en vías de desarrollo también se afectan por el encarecimiento del dinero, como lo hemos visto en devaluaciones de países vulnerables como Turquía o Argentina, y en el aumento del riesgo país en la mayoría de países en vías de desarrollo. Este mecanismo es a su vez algo perverso, porque hay países que buscan atraer inversión extranjera a través del crédito externo, cuyo costo depende de factores que estos no pueden controlar, como la tasa de interés de la Reserva Federal.

Teniendo en cuenta todo esto, como inversionistas, es importante ver que este tipo de sucesos es un asunto de ciclos. Los gigantes tecnológicos FAANG siguen siendo las empresas que dominan el internet, cuyas ventajas competitivas (como las de cualquier empresa bien posicionada) no se esfuman de la noche a la mañana porque suben las tasas de interés.

La experiencia nos indica que estas afectaciones macroeconómicas no duran para siempre y que hay muchos inversionistas que aprovechan esta coyuntura para comprar activos a precios bajos. Como dice uno de los mayores inversionistas del mundo, Warren Buffet: “De hecho, hemos realizado las mejores inversiones cuando las preocupaciones sobre fenómenos macroeconómicos están en su punto más alto”.