Artículo

José Orellana: Trump y su guerra comercial

Al principio de la Administración Trump se especuló que el discurso agresivo en materia comercial era una táctica comunicacional. Ahora, el Presidente Donald Trump ha hecho muy clara su posición que la política de comercio exterior de administraciones anteriores junto con los acuerdos comerciales suscritos por las mismas no han servido a los intereses de EE.UU. porque no los considera “Justos”. Por lo que, ya empezó tabla rasa a renegociarlos dando preferencia a los Acuerdos Bi-nacionales sobre Regionales o de múltiples países.

El peor escenario de esta guerra comercial de EE.UU. sería una caída sustancial del comercio internacional que desemboque en una recesión global tipo 2008. Pero no nos alarmemos, ese escenario es poco probable todavía por que la economía de EE.UU. depende más de su mercado interno que de su comercio exterior. Sin embargo, para el 2019 esperamos una reducción del crecimiento global que incluiría un alza del dólar y de las tasas de interés (la Reserva Federal todavía espera dos alzas más) en EE.UU. afectando a nuestras exportaciones no petroleras y encareciendo el financiamiento para el sector externo y gubernamental. Lastimosamente, se suma a la desaceleración de la economía que discutimos en nuestra columna previa.

¿Quién pierde en esta guerra comercial? Cuando los aranceles suben siempre pierden los consumidores por que tienen que pagar más por insumos, bienes, y servicios importados. Otra víctima es la Organización Mundial del Comercio que aparece débil para lidiar con todos los conflictos que arriban a sus puertas.

Vale anotar que la elevación de los aranceles por parte de EE.UU. a productos chinos como la tilapia podría hacer nuestra producción más competitiva en ese mercado.

¿Por qué EE.UU. tiene tanto interés en esta guerra comercial? El comercio mundial especialmente entre países desarrollados incluye ahora el flujo de datos e información. Por ejemplo, los datos personales de los search engines (google), redes sociales (facebook), etc. que son usados para publicidad, los servicios de streaming (netflix), la propiedad intelectual de contenidos (películas, video juegos, etc.), servicios especializados como la alta finanza, etc. Este es un aspecto que no se negocio en acuerdos previos.

Ecuador está a puertas de empezar conversaciones sobre Acuerdos, esperamos Justos y considerando el beneficio/costo, con la Alianza del Pacífico y con EE.UU. Recientemente, el Ministro de Comercio Exterior e Inversiones visitó tanto la Cumbre de la Alianza del Pacífico como al Secretario de Comercio de EE.UU. Con la Alianza del Pacífico hay dos irritantes importantes a notar: i) el ingreso de bananas a México y ii) el deseo de México de ingresar con su línea blanca (las doras) a Ecuador. Con los EE.UU., los temas de propiedad intelectual y de nuevos negocios basados en el internet tendrán mayor importancia.

Ecuador necesita incrementar sus exportaciones con esa premisa hemos entablado una alianza con una firma europea especialista en el cómo ingresar a nuevos mercados para ofrecer este servicio en Ecuador.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar