Argus se animó a retomar el pulso al crudo ecuatoriano tras terminar algunos contratos con asiáticas y garantía de mayor crudo para venta libre

La terminación de ciertos contratos de largo plazo de entrega de crudo con empresas asiáticas, y por ende la certeza de que más crudo se ofertará en ventas spot a precio de mercado, fueron los factores para que la Agencia Global Argus haya decidido retomar, el pasado 18 de abril, la publicación de los indicadores del crudo Oriente (pesado) y Napo (amargo), según informó la propia agencia en un comunicado de prensa.

En su boletín la agencia dice sobre el crudo ecuatoriano: “Algunos de esos contratos a largo plazo expiraron recientemente, mientras que otros se renegociaron. Esto significa que hay más cargamentos disponibles en el mercado al contado, lo que permite que Argus brinde una transparencia real basada en el comercio y los datos de oferta y demanda”.

El presidente y director ejecutivo de Argus Media, Adrian Binks, dijo que “Argus se compromete a brindar transparencia a los mercados de productos básicos”. Y ratificó que “tan pronto como quedó claro que se reanudaría el comercio al contado, nos complació trabajar con Petroecuador y otras empresas involucradas en el mercado para reintroducir las evaluaciones de precios de Oriente y Napo. En Argus nos enorgullecemos de reaccionar rápida y efectivamente a los desarrollos del mercado”, sostuvo.

Adicionalmente esta misma semana Petroecuador ha anunciado que su intención es colocar al menos el 16 % de su oferta exportable, en ventas spot. Se trata de una meta ambiciosa que va incluso por encima de los mínimos que plantea la norma, que es 10 %.

Por su parte, el exministro de Energía Fernando Santos dijo que el reaparecimiento del crudo ecuatoriano en Argus sirve para valorar justamente el crudo ecuatoriano, además es una demostración de que ahora existe un mercado libre y competitivo, y no con precios arreglados. Esto hará que en un futuro lleguen más ofertas de empresas serias. Antes nadie quería comprar porque los precios eran arreglados con los chinos, dijo Santos.

Esta plataforma comenzó a publicar los precios de Oriente y Napo a principios de la década del 2000, pero suspendió las evaluaciones en 2014 porque la falta de actividad del mercado hizo imposible establecer un valor justo para las corrientes de crudo. En ese momento, la mayor parte de Oriente y Napo se exportaba a Asia-Pacífico en virtud de contratos a largo plazo, “lo que limitaba la cantidad disponible para el comercio al contado y reducía la visibilidad de los precios”, asegura.

De acuerdo con datos de Petroecuador, el Ecuador celebró desde el 2009 al 2016 contratos de largo plazo (a 8 y 10 años) por 1.370 millones de barriles con las empresas asiáticas y con compromiso de entrega hasta el 2024. Tanto crudo se comprometió que en 2014 ya se colocó apenas el 5 % por debajo de la norma y durante los siguientes tres años (2015 y 2017) no hubo ventas spot.

Ahora, luego de varios años, estos contratos se han ido venciendo. Por ejemplo, en diciembre del 2020 concluyeron contratos Petrotailandia, Petrochina y Unipec y otro que se había celebrado con Petrochina terminó en julio del 2021. En todo caso, Ecuador aún tiene comprometidos unos 154 millones de barriles, en cuatro contratos más, con empresas asiáticas que deben ser entregados entre 2023 y 2024. También tiene otro pendiente con la empresa Shell (17,3 millones de barriles), con la particularidad de que este último se hizo a través de una licitación, por lo que el precio fue de mercado.

El gerente de Petroecuador, Ítalo Cedeño, explicó que al tener ya una cantidad representativa de crudo ofertándose en el mercado, la plataforma Argus ha considerado la publicación del diferencial. Esto ayuda a que las empresas interesadas, por ejemplo, refinadores directores, hagan ofertas competitivas. Actualmente ya existe un diferencial de -$ 2,50 cuando anteriormente, era de -$ 6 y -$ 7, explicó.

Además aclaró que en Platss, que es otra publicación global de precios, Ecuador no dejó de salir nunca, sin embargo Platts, al no tener competencia de Argus, se limitaba a publicar los precios de fórmula, es decir, los que resultaban de los contratos asiáticos, más bajos que los del mercado, con un perjuicio de $ 3,5 por barril para el Ecuador. Con la publicación, los ofertantes pueden hacer sus propuestas de mercado.

Detalle

Los precios relanzados de Napo y Oriente se publicarán diariamente en los informes Argus Crude y Argus Americas Crude. Se evalúan como diferenciales de los futuros de crudo dulce ligero de Nymex y los futuros de crudo Ice Brent. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba