Arauz propone acceder a reservas del Banco Central para cancelar deuda con los 221 municipios

La Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) invitó a los candidatos presidenciales Andrés Arauz (Unes) y Guillermo Lasso (Creo-PSC) a una Asamblea con los 221 alcaldes del país.

Raúl Delgado, titular de la AME, se reunió este miércoles 24 de febrero del 2021 con Andrés Arauz, en la sede de campaña de Unión por la Esperanza, al norte de Quito.

El representante de los municipios explicó que piden conversar con los candidatos que irán al balotaje sobre el plan de vacunación contra el covid-19, la deuda de USD 1.168 millones que el Gobierno mantiene con las municipalidades y sobre los planes de seguridad ciudadana.

Delgado solicitó que el Gobierno, a través de un acuerdo ministerial, otorgue la competencia a los municipios para que puedan gestionar la compra de vacunas contra el covid-19. Pide que los alcaldes de Quito, Jorge Yunda, Guayaquil, Cynthia Viteri, y Cuenca, Pedro Palacios, integren una comisión técnica que lidere la posible compra.

Delgado señaló que en un diálogo con el Ministerio de Salud se les informó que solo tres empresas están acreditadas por la Agencia de Regulación y Control Sanitario (Arcsa) para que puedan distribuir la vacuna en Ecuador.

“Existen solo tres empresas acreditadas por Arcsa para que puedan entregar la vacuna, cuando existen más vacunas que se están produciendo, existe una carta de condicionamiento diciendo que solo se podría vender al Gobierno Central”.



Al respecto, el candidato de Unes dijo que su intención es trabajar de manera conjunta con los municipios. Arauz propone como parte de sus ofertas de campaña la diversificación de proveedores de la vacuna contra el covid-19, para completar un plan de vacunación priorizando al personal sanitario.

“Nos llama la atención que el Arcsa no haya procedido con la homologación del registro sanitario de muchos otros productores de la vacuna que ya han logrado la certificación del caso en otros países con quienes tenemos reconocimiento mutuo en materia de homologación”.

Arauz considera que estarían incidiendo criterios geopolíticos y económicos para un tema de salud pública, en medio de una emergencia sanitaria.

Sobre las deudas pendientes, propone que no se privatice el Banco Central, para que el Estado ecuatoriano pueda cubrir sus obligaciones constitucionales con los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GADS).

“Nosotros si vamos a actuar con inteligencia, vamos a acceder a liquidez de las reservas del Banco Central para igualarnos oportunamente con los GADS y solucionar los problemas financieros casa adentro entre el Banco Central y el Gobierno Nacional”.

Crisis en cárceles

En materia de seguridad, habló de ejes preventivos en conjunto con las alcaldías, en lo que respecta a la gestión del espacio público. También mencionó al control y disuasión, la construcción de 250 Unidades de Policía Comunitaria adicionales, 3 500 cámaras de seguridad en cantones y ocho centros Ecu-911. Se refirió, además, a reformas judiciales para priorizar elementos de seguridad ciudadana.

En cuanto a la crisis penitenciaria del Ecuador, que el 23 de febrero dejó un saldo de 79 personas privadas de libertad asesinadas, habló de retomar el control de las cárceles, crear un Ministerio dedicado a ese fin, un sistema de rehabilitación que supere el déficit del 70% de guías penitenciarios y mejorar la infraestructura para reducir el hacinamiento. (El Comercio)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba