Alvarez dijo que en el diálogo que mantuvo días atrás con el presidente Daniel Noboa se abordaron asuntos de la seguridad de Guayaquil, el puente y otras obras.

“Fue una gran reunión y habrá otras reuniones. Él está preocupado por la situación de Guayaquil”, mencionó.

Además, recordó que hay proyectos que necesitan garantía soberana para préstamos multilaterales.

En su enlace de este miércoles, el alcalde mencionó que hay tres meses de atrasos en las asignaciones estatales. Guayaquil debe recibir $ 23,6 millones mensuales.

Pero dijo que esperan que se estabilice el Gobierno para que pueda transferir.

Alvarez sostuvo que han recibido bonos para que los vayan colocando e ir saliendo de lo adeudado.

Este miércoles, el personero municipal confirmó que para mayo espera tener los diseños del proyecto Malecón 3000 que se construirá en la zona de Samanes.

Dijo que hay un comité a cargo de este proyecto y que lo lidera Jaime Andrés Ortega.

Sostuvo que habrá una zona de malecón de 3 km, que estará conectado con un paso peatonal verde entre la zona de la Narcisa de Jesús y Samanes.

Alvarez mencionó que habrá muelle, centro de convenciones, un teatro. “Una vez en mayo con los renders, es un proyecto que no demora más de 18 meses”, mencionó.

Es un hecho. Guayaquil no tendrá eventos deportivos ni espectáculos masivos este feriado de Carnaval, debido al conflicto interno armado decretado por el Gobierno Nacional.

El alcalde Aquiles Alvarez sostuvo, en su enlace radial de los miércoles, que todos los eventos municipales están suspendidos, así como las noches Amarilla, de Barcelona, y azul, de Emelec, anunciadas por los equipos del Astillero. Qué es y qué se permite en un conflicto armado interno “Es una pena, hay que ser responsables porque estamos en estado de excepción.

No podemos hacer locuras”. Aquiles Alvarez El funcionario afirmó que recibieron los informes de la fuerza pública, por lo que se tomó la decisión de no dar permisos para la denominada Explosión Azul emelecista ni para la Noche Amarilla de Barcelona. Aunque dejó abierta la posibilidad de que se realicen, pero sin público, “algo que aún no han planteado los equipos”.